miércoles, 1 de septiembre de 2010

LAS FUENTES DEL PENSAMIENTO SHΑAH: El Consenso (al-iÿmâ‘)




El Islam Shi‘ah : Orígenes, Doctrina y Prácticas. Capítulo II
 Por Muhammad Ali Shomalí 
Traducido por Sumeia Younes

El Consenso (al-iÿmâ‘):

Tradicionalmente, otra de las fuentes de conocimiento en el Islam es el consenso (al-iÿmâ‘). De acuerdo a la metodología de pensamiento shî‘ah, el consenso de toda la gente o de un grupo de ellos, tales como los sabios, “por sí solo” no es suficiente como prueba (huÿÿah), puesto que así como una persona puede cometer un error, dos o tres, o miles, o incluso todas, pueden cometerlo también. Sin embargo, donde sea que exista un consenso entre todos los musulmanes, o entre los sabios musulmanes en particular, de una manera tal que revele la Sunnah, ello puede servir como una prueba, como un instrumento para descubrir la Voluntad de Al·lâh. Por ejemplo, cuando encontramos que cada musulmán en épocas del Enviado de Dios (BP) realizaba su oración de una cierta manera, nos percatamos de que fue el Profeta (BP) quien les instruyó a hacer eso, de otra manera no habría otro factor común para ese accionar único del conjunto. Es imposible imaginar que todos ellos actuaron ciegamente y sin ningún tipo de instrucción, o que todos se equivocaron exactamente en la misma forma y que el Profeta (BP) no les corrigió.
De este modo, para la Shî‘ah, el consenso “por sí mismo” no constituye una prueba. Éste solo actúa cuando conlleva a descubrir la Tradición del Enviado de Dios (BP). Por consiguiente, si hoy en día los musulmanes concuerdan en un tema en particular, en tanto que un sabio tiene dudas sobre el juicio islámico respecto a ese tema, metodológicamente él no puede decir que, “debido a que todos dicen así, yo también digo lo mismo”. Se han dado muchos casos en la historia en que todos los seres humanos creían en una misma cosa y más tarde descubrieron que estaban equivocados, por ejemplo, que la Tierra era plana. Son solo el Corán y la Sunnah los que son incuestionablemente verdaderos e inmunes de cualquier falta o error. Este enfoque garantiza un tipo de dinamismo al pensamiento shî‘ah, de manera que cada generación de sabios -de hecho, cualquier sabio- puede, incluso debe, referirse directamente al Corán y a la Tradición y manejar su propio iÿtihâd original, esto es, su investigación y juicio independiente. El iÿtihâd nunca ha sido prohibido o cerrado en el mundo shî‘ah. La Shî‘ah cree que el punto de vista de ningún jurisconsulto, no importa cuán elevada sea su posición, se encuentra inmune a cuestionamientos u objeción científica. Por supuesto, como ocurre en cualquier otra disciplina, todo sabio religioso necesita consultar y examinar cuidadosamente las obras de sus predecesores.
Algunos musulmanes sunnis creen que cada vez que, en cualquier época, todos los musulmanes o sabios musulmanes concuerden unánimemente en algo, ellos estarán en lo cierto. Es posible que una persona, o un grupo de musulmanes, puedan cometer un error, pero no es posible que todos ellos lo cometan. Ellos basan su punto de vista en un hadîz que narran del Profeta: “Mi comunidad (ummah) jamás concordará en un error.”
La Shî‘ah cree que, suponiendo que el hadîz fuese correcto, éste posee poco efecto práctico o capacidad para resolver debates o dudas, porque rara vez sucede que los sabios musulmanes concuerden en cuestiones complicadas, y que para la solución de las mismas no haya sido aducida la existencia de alguna evidencia del Corán o la Sunnah. Además, la Shî‘ah cree que hay siempre un Imam infalible entre los musulmanes; desde que él nunca yerra, la comunidad islámica, tomada como un todo, jamás concordará en un error. El problema, por supuesto, es verificar que todos los musulmanes, incluyendo a los Imames Infalibles, han sostenido la misma opinión respecto a una cuestión dada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada