miércoles, 1 de septiembre de 2010

EL MES DE SHAWUÂL



Extraído de: Mafatih Al-Yinan



La primera noche (la noche anterior al día del ‘Id Al Fitr), es una de las noches benditas del año y existen numerosos dichos respecto a su mérito y a la recompensa de permanecer en vela y adorar a Dios. Algunas narraciones afirman que esta noche no es menos bendita que la noche del Qadr.

Es preferible realizar los siguientes actos:

1) Gusl (baño completo), y el mejor momento para realizarlo es en el ocaso.

2) Dedicarse a la adoración, súplica, Istigfâr (pedir perdón a Dios) y permanecer en la Mezquita.

3) Recitar la siguiente súplica después de la oración del magrib (ocaso), del ‘ishâ' (noche), del subuh (alba) y luego de la oración del ‘Id:

اللهُ اَكْبَرُ اللهُ اَكْبَرُ لا اِلـهَ إلاّ اللهُ وَاللهُ اَكْبَرُ، اللهُ اَكْبَرُ وَللهِ الْحَمْدُ، الْحَمْدُ للهِ عَلى ما هَدانا وَلَهُ الشُّكْرُ على ما اَوْلانا
al·lâh-u akbaru, al·lâh-u akbaru, lâ ilâha il·lal·lâhu ual·lâhu akbaru, al·lâhu akbaru, ua lil·lâhil hamdu, al-hamdu lil·lâhi ‘alâ mâ hadânâ, ua lahu-sh shukru ‘alâ mâ aulânâ

Dios es el más Grande, Dios es el más Grande. No hay divinidad sino Dios. Dios es el más Grande, Dios es el más Grande. Y las alabanzas pertenecen a Dios. Alabado sea Dios porque nos guió y Le agradecemos por lo que nos ha dispensado.

4) Luego de realizar la oración del Ocaso, prosternarse ante Dios y decir:

يا ذَا الحَوْلِ يا ذَا الطَّوْلِ يا مُصْطَفِياً مُحَمَّداً وَناصِرَهُ، صَلِّ عَلى مُحَمَّد وَآلِ مُحَمَّد، وَاغْفِرْ لي كُلَّ ذَنْبٍ أذْنَبتُهُ ونَسيتُهُ أنا وَهُوَ عِنْدَكَ في كِتاب مُبين
iâ dhâ-l hauli iâ dhâ-t tauli, iâ mustafiam muhammadau ua nâsirahu, sal·li ‘alâ muhammadi wua âli muhammadiu, uagfir lî kul·la dhanbin adhnabtuhu, ua nasîtuhu anâ ua hua ‘indaka fî kitâbin mubînin,

¡Oh Dueño de Poder y Bondad! ¡Oh Quien eligió a Muhammad y le auxilió! Bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad! Perdóname cualquier pecado que haya cometido y luego he olvidado, mientras que Tú lo tienes registrado en el Libro evidente.

Y luego repetir cien veces (estando en prosternación):
اَتُوبُ اِلَى الله
atûbu ilâl·lâh

Me vuelvo arrepentido hacia Dios.

5) Visitar y leer la ziârah o salutación al Imam Husain (P), la cual tiene mucho mérito. El saludo especial de esta noche se encuentra en Mafâtih-ul Yinân, pág. 814.

6) Recitar diez veces la súplica que dice: iâ dâ'imal fadli ‘alal barîiah (¡Oh Aquel que es constante en Su favor para con la humanidad!), que es parte de la práctica de la noche del viernes.

7) Recitar la súplica de los Nombres de Dios que comienza con la siguiente frase:

يا اَللهُ يا اَللهُ يا اَللهُ، يا رَحْمنُ يا اَللهُ، يا رَحيمُ يا اَللهُ...
iâ al·lâhu iâ al·lâhu iâ al·lâhu, iâ rahmânu iâ al·lâhu, iâ rahîmu iâ al·lâhu...

¡Oh Dios! ¡Oh Dios! ¡Oh Dios! ¡Oh Compasivo, oh Dios! ¡Oh Misericordioso, oh Dios!...

(Quien desee recitarla ha de referirse al Mafâtîh-ul Yinân).

 El primer día: Es el día del ‘Id Al-Fitr y es preferible realizar los siguientes actos:

 1) Recitar luego de la oración del ‘Id, la súplica de los Takbirât (de los Al·lah-u Akbar, súplica mencionada anteriormente).

 2) Separar de su dinero o alimento el Zakât-ul Fitr (equivalente a 3 Kg. por persona del alimento que más se consume) (Ej. pan, arroz, fideos, carne, etc.) o su equivalente en dinero.

El Zakât en este día es una obligación muy recomendada y es la condición de aceptación del ayuno del Mes de Ramadán y la causa de protección hasta el año próximo.
Dios Altísimo, en el Sagrado Corán lo menciona antes de referirse a la oración en el capítulo Al-A’lâ (El Altísimo) (Sura 87:14-15) en las benditas aleyas que dicen:

قَدْ أَفْلَحَ مَن تَزَكَّى * وَذَكَرَ اسْمَ رَبِّهِ فَصَلَّى
qad aflaha man tazakkâ, ua dhakara-sma rabbihi fasal·lâ,

Ciertamente es venturoso quien se purifica (tazakkâ), y recuerda el Nombre de su Señor y Ora.
(Recordemos que zakat tiene el significado de "purificación" y se usa para referirse al gravamen religioso puesto que darlo en caridad purifica los bienes, o a la persona misma).

3) El gusl (baño completo). Su tiempo es desde el alba hasta la oración del ‘Id.

4) Vestir de fiesta, usar perfumes, y si no está en La Meca, dirigirse hacia un campo para rezar bajo el cielo.

5) Desayunar antes del rezo del ‘Id, y es preferible sean dátiles o dulces.

6) Dar el Zakât-ul Fitr, preferentemente antes de la oración.

7) Realizar la oración del ‘Id que consta de dos ciclos. En el primer ciclo, recitar la Sûra Al-Hamd (La Apertura, Nº 1) y la Sûra Al-A’lâ (El Altísimo, Nº 87), y luego decir cinco Takbîr (Al·lah-u Akbar, Dios es el más Grande). Luego de cada Al·lah-u Akbar levantar las manos hacia el rostro y suplicar (en el Qunût) y recitar la siguiente súplica:
اَللّهُمَّ اَهْلَ الْكِبْرِياءِ وَالْعَظَمَةِ، وَاَهْلَ الْجُودِ وَالْجَبَرُوتِ،
al·lahumma ahla-l kibriâ'i ua-l ‘adzamati, ua ahla-l ÿûdi ua-l ÿabarûti,

¡Oh Señor nuestro! Quien es digno de Grandeza y Majestuosidad, digno de Munificencia y Poderío.

وَاَهْلَ الْعَفْوِ وَالرَّحْمَةِ، وَاَهْلَ التَّقْوى وَالْمَغْفِرَةِ،
ua ahla-l ‘afui ua-r rahmati, ua ahla-t taquâ ua-l magfirati,

¡Oh digno de Indulgencia y Misericordia y digno de Temor (los siervos temen desobedecerle) y Perdón!
 اَسْاَلُكَ بِحَقِّ هذَا الْيَومِ الَّذي جَعَلْتَهُ لِلْمُسْلِمينَ عيداً،
as’aluka bi haqqi hâdha-l iaumi-l ladhî ÿa‘altahu li-l muslimîna ‘îdau,

Te pido por este día, el cual has establecido como fiesta para los musulmanes,

وَلُِمحَمَّد صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَآلِهِ ذُخْراً وَشَرَفاً وَمَزيْداً، اَنْ تُصَلِّيَ عَلى مُحَمَّد وَآلِ مُحَمَّد،
ua li muhammadin sal·lal·lâhu ‘alaihi ua âlihi dhujran ua sharafan ua mazîdan, an tusal·lia ‘alâ muhammadi wua âli muhammadin,

y para Muhammad (BP) y su Descendencia como tesoro, nobleza y elevación (de rango), que bendigas a Muhammad (BP) y su descendencia
وَاَنْ تُدْخِلَني في كُلِّ خَيْر اَدْخَلْتَ فيهِ مُحَمَّداً وَآلَ مُحَمَّد،
ua an tudjilanî fî kul·li jairin adjalta fîhi muhammada wua âla muhammadin,

y me hagas participar en todo bien que has hecho participar a Muhammad (BP) y su Descendencia,

 وَاَنْ تُخْرِجَني مِنْ كُلِّ سُوء اَخْرَجْتَ مِنْهُ مُحَمَّداً وَآلَ مُحَمَّد صَلَواتُكَ عَلَيْهِ وَعَلَيْهِمْ
ua an tujriÿanî min kul·li sû'in ajraÿta minhu muhammada wua âla muhammadin, salauâtuka ‘alaihi ua ‘alaihim,

y que me liberes de todo mal del que has liberado a Muhammad (BP) y su Descendencia. Tus bendiciones sean sobre él y ellos.

اَللّـهُمَّ اِنّي اَسْاَلُكَ خَيْرَ ما سَأَلَكَ مِنْهُ عِبادُكَ الصّالِحُونَ، وَاَعُوذُ بِكَ مِمَّا اسْتعاذَ مِنْهُ عِبادُكَ الْصّالِحُونَ.
al·lâhumma innî as’aluka jaira mâ sa’alaka minhu ‘ibâduka-s sâlihûna, ua a‘ûdhu bika mimmâ-sta‘âdha minhu ‘ibâduka-s sâlihûna,

¡Dios Nuestro! Ciertamente Te pido lo mejor de lo que Tus siervos benevolentes te pidieron. Y me refugio en Ti de todo lo que Tus siervos bienhechores se refugiaron.

Luego decir el sexto Al·lah-u Akbar y hacer el Ruqû’ (inclinación) y luego el Suyûd (prosternación).

En el segundo ciclo, recitar la Sura Al-Hamd y la Sura Ash-Shams (El Sol, nº 91). Luego decir cuatro Takbîr (Al·lâh-u Akbar, Dios es el más Grande). Después de cada Takbîr recitar la súplica mencionada en el Qunût (levantando las manos). Luego de decir el quinto Takbîr continuar con la oración hasta terminar. Luego de la salutación final, hacer el Tasbîh de Fátima (a.s.).

 8) Visitar y saludar al Imam Husain (P).

 9) Realizar la súplica de Nutbah, que se halla en el libro Mafâtîh-ul Yinân (pág. 974)

El día veinticinco: En este día, en el año 148 de la Hégira, según algunas narraciones, tuvo lugar el martirio del Imam Ya’far As-Sâdiq (P), y según algunas otras narraciones dicen que tuvo lugar el 15 de Raÿab. El motivo de su martirio fue haber ingerido uvas envenenadas que debió comer forzadamente. En el momento de su partida el Imam abrió sus ojos y dijo: “Reúnan a mis familiares”. Cuando todos estuvieron presentes volvió el rostro hacia ellos y dijo: lâ ianâlu shafâ’atunâ man istajaffa bi-s salât - "No llega nuestra intercesión a quien no da suficiente importancia a su oración".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada