lunes, 27 de agosto de 2012

Sobre el embustero Ahmad Al-Hasan


Su emblema es la
 estrella de David

La revuelta del Timador Ahmad Al-Hasan en Basora

Ahmad Al-Hasan, autoproclamado emisario del Imam Al-Mahdî (a.s.), pudo reunir a unos 500 seguidores y fundar dos centros en las provincias de Basora y An-Nasiriah. Asimismo otros centros más pequeños en otras provincias de Irak. Luego de completar su preparación, según sus conjeturas, y terminar de educar, adiestrar y armar a sus seguidores, anunció la hora cero el día de Ashura, cuando los acompañamientos de duelo llenaban las calles. He ahí que sus seguidores (“el ejército del mensajero del Mahdi”) se alzó para liberar Basora y An-Nasiriah del “gobierno tirano” e instaurar en estas dos ciudades el gobierno del Mahdi prometido, con el sea la paz, para de allí ¡partir hacia el mundo y llenarlo de justicia!
Surgieron de repente en medio de los cortejos de duelo por Ashura gritando “¡Apareció el Mahdi! ¡Apareció el Mahdi!”. Algunos les preguntaron: “¿Adónde está el Mahdi?”, pero sólo respondían con gritos “¡Apareció el Mahdi! ¡Apareció el Mahdi!”. Comenzaron a disparar contra la policía de Basora que se enfrentó con ellos, llegando esa lucha hasta An-Nasiriah y durando una semana. Murieron como cien individuos de ese grupo y fueron arrestados muchos cientos más, si bien “el mensajero del Mahdi” logró escapar y se escondió.
¡¡Las fuerzas americanas se quejaron al gobierno iraquí por haber usado la fuerza de manera extrema contra el grupo de Ahmad Al-Hasan!!
La policía de Basora divulgó el expediente se seguridad del jefe del grupo “Ansar Al-Mahdi” (Los auxiliares del Mahdi), una persona llamada Ahmad Al-Hasan, que se hacía apodar Al-Iamanî, que pretendía ser mensajero del Imam Al-Mahdi y que se adelantaba a su aparición. Cometieron actos de violencia contra las fuerzas de la policía y llegaron a morir cientos de este grupo el día de Ashura correspondiente al 18/1/2008. Según el expediente ofrecido por alarabiya.net, este "Iamanî" estudio ingeniería civil y también parapsicología e hipnotismo para poder atraer seguidores, siendo la mayoría egresados de universidades, que aseveraban haber visto en sueños al Profeta (s.a.w.) o a Jesús (a.s.) encomendándoles seguir al Iamanî.

La consigna de este grupo es la estrella de David, algo que dejó estupefacto al jefe de la policía. Alegaron que esa estrella estará en el estandarte del Mahdi prometido, y que el profeta de los hijos de Israel, Elia, estará en el ejército del Mahdi.

Parapsicología, prestidigitación… y proselitismo religioso

El expediente de seguridad de la policía de Basora, indica que el Iamanî es Ahmad Isma’il Saleh Al-Hasan, del clan de Al-Bu Suwailam en Basora; nacido en 1968, egresado de la facultad de ingeniería civil de la universidad de Basora en el año 1992. Luego de eso, estudio en escuelas religiosas de Nayaf.
El general Abdul Yalil Jalaf, jefe de la policía, le dijo a alarabiya.net: “fuimos a ver a su familia y reunimos toda esta información de ellos. Nos quedó en claro que no es de una familia descendiente de Alí (a.s.), ni siquiera de los descendientes del clan hashemita vinculado al Profeta del Islam (s.a.w.); que practicó la parapsicología y el hipnotismo para atraer seguidores y que utiliza lo sostenido por la corriente shiita sobre la futura manifestación del Mahdi para sus propios intereses y provecho personal…”.
“Tiene hermanos, entre ellos un ex oficial que no congenia con sus ideas y otro hermano que se le unió, que tiene esposa y tres hijos quienes están con él”.
Agrega: “Les dice a sus seguidores que ellos son el ejército del Imam Al-Mahdi y que él es su enviado a ellos. Les dijo que el día prometido sería el diez de Muharram, cuando saldrían de Basora hacia el resto del Irak y que al generalizarse la llamada aparecería el Mahdi. También les dijo que tiene encuentros con los ángeles a quienes somete a su servicio”.
Según este jefe de policía, los seguidores del Iamanî llegan a 500 personas, y no sería raro que fueran más. Señaló que la mayoría de ellos son personas con estudios tanto universitarios, como religiosos, e incluso algunos ingenieros. Muchos de ellos son personas simples e iletradas, según sus expresiones. Al arrestarlos, se formaron 7 comisiones de investigación bajo la supervisión del juzgado de Basora. Dice el general Abdul Yalil Jalaf, que debatió con algunos seguidores del Iamanî. Le dijo a alarabiya.net: “Debatí con algunos de ellos tratándoles con respeto. Ellos toman como prueba los sueños. Uno de ellos dijo que vio al Mesías (a.s.) y al Profeta del Islam (s.a.w.) y que le encomendaron seguir al Iamani”. Agregó: “Pareciera que fueron sometidos a hipnotismo y prácticas de parapsicología. Algunos de ellos siguen creyendo en el Iamani y lo consideran delegado del Imam Mahdi; sus manifestaciones indican que han sido timados”.

Su emblema es la estrella de David

Sostiene el Iamani que la razón de que Israel utilice esta estrella es porque encontraron en la Tora que un profeta de ellos, a quien Dios elevó a los cielos, surgirá al final de los tiempos llevando esa estrella, siendo ese el estandarte vencedor, y que en su primera manifestación dominará desde el Nilo hasta el Éufrates y que llenara la Tierra de justician como habrá sido llenada de iniquidad; solo que los judíos se sorprenderán al ver que tal persona será un líder del ejercito del Mahdi y acusarán a Elia de conspirar contra ellos; lo acusaran de traidor y lo matarán.
Dice el general Jalaf: “Antes de los hechos de violencia, el Iamani divulgó entre sus seguidores una declaración extraña sobre que en el planeta Marte el sol saldrá por el occidente durante el mes de setiembre y que eso mismo acontecería próximamente en el planeta tierra”.
En tanto lo buscaban para arrestarlo, dijo el General Jalaf que: “según la constitución iraquí está garantizada la libertad de ideas, y que si no fuera que el Iamani se levantó en armas contra el gobierno y la policía no hubiéramos arrestado a sus seguidores ni le perseguiríamos”.
Se dice que los seguidores del Iamani defienden sus ideas y afirman que están dando la buena nueva sobre la manifestación del Mahdi prometido; ponen énfasis en su rechazo a los Marya‘ Shias y especialmente al hecho de entregarles el Jums, que es el gravamen religioso que la gente da a los sabios de la religión.
Hacía tres años que Ahmad Al-Hasan comenzó a invocar a la gente hacia sí mismo considerándose albacea y mensajero del Imam Al-Mahdi, el Doceavo Imam de los shiitas. Dicen las narraciones que una persona de la gente de la casa del Profeta (s.a.w.) preparará el camino para la manifestación del Mahdi; las narraciones llaman a esa persona Al-Iamanî.
Ahmad Al-Hasan alega en sus disertaciones y sus libros que se encuentran en sus páginas de la red, que él es el Iamanî prometido y que tiene encuentros con el Imam Al-Mahdi.

Radio Sawa, transmitió lo siguiente:

Entre los arrestados había diez dirigentes de la organización. Entre ellos Hasan Al-Hamamî, el jefe espiritual del grupo Ansar Al-Mahdi, quien ratificó delante de los periodistas que la organización tenía como blanco a los Marya‘ religiosos de Nayaf y atacar los acompañamientos de duelo en Ashura. Al-Hamamî añade: "La fuerza de choque de yihad está compuesta por 10000 yihadistas…". Con respecto a la estructura de la organización y la subvención económica del grupo Ansar Al-Mahdi, dijo: “hay diferentes responsables en la organización: un responsable de prensa y asuntos económicos, un responsables de asuntos académicos y yo era el responsable de la oración del viernes y en comunidad”.
Por su parte, dijo Ahmad Du’ail, el vocero de prensa de la provincia de Nayaf: “la organización Ansar Al-Mahdi, es una extensión del grupo Yund As-Sama (El ejército del cielo), señalando la existencia de subvención económica para la organización Ansar Al-Mahdi, proveniente de países vecinos”. Añadió: “mediante esta información que nos llegó de la oficina de operaciones del primer ministro y que se distribuyó en tres provincias, Basora, Nasiriah y Nayaf, se creó una comisión de seguridad para hacer una redada en los reductos de estos terroristas, pudiéndose arrestar a 45, entre ellos quince dirigentes. Se encontró un gran número de armas y municiones, material de gran poder explosivo del tipo TNT y C-4, así como detonadores. El vocero de prensa de la provincia de Nayaf aseveró que el grupo Ansar Al-Mahdi tuvo parte en numerosas operaciones armadas entre las que se encuentra la explosión del santuario del Compañero Talhah ibn ‘Ubaid en la ciudad de Az-Zubair al sur de Irak”.
En algunas declaraciones del gobierno iraquí leemos: "El número de muertos en Basora llegó a 97, entre ellos 9 personas del ejército, la policía y los servicios de seguridad. Del Grupo de Ahmad Ismael Kuwaita murieron unos setenta individuos. Hasta ahora ninguno de sus familiares se ha presentado para retirar sus cuerpos por temor al derecho general de compensación por hechos de sangre imperante entre los clanes".
Se arrestó a 219 personas solamente en Basora. En Nasiriah el número de víctimas inocentes 70 muertos y 80 heridos.
En cuanto a los muertos de entre los seguidores de Ahmad Ismael ascienden a 60 y fueron arrestados alrededor de 300.
La televisión iraquí mostró la confesión de su dirigente espiritual Al-Hamami sobre que ¡son financiados por Emiratos Árabes Unidos y otros países de la zona!
“¡Aquel que se presenta como dirigente en el plano religioso de este grupo del extraviado y extraviador Ahmad Al-Hasan confiesa que son financiados con dinero proveniente de ciertos países especialmente los Emiratos Árabes!”.
Agrega: “al parecer la financiación proviene del exterior, más precisamente Los Emiratos Árabes. Nuestra consigna es la estrella de David, la estrella de Israel”.
Las autoridades civiles de la provincia de Nayaf arrestaron a 5 criminales de entre los seguidores del extraviado y extraviador Ahmad Al-Hasan, cuyo nombre real es Ahmad Ismael. Entre los arrestados había 15 dirigentes de la organización terrorista, siendo uno de ellos Hasan Al-Hamamî, el dirigente espiritual de ese grupo extraviado.
El gobierno iraquí envió esos documentos a los dos países aludidos en una protesta (fraternal y apacible) por tal comportamiento.
Algunos sitios de la red señalan que: “tiene un hermano con rango de capitán en el anterior ejército de Irak; otro hermano graduado en energía nuclear, un tercer hermano también egresado de la universidad y dos hermanas que enseñan como maestras de escuela; son empleadas del estado y están bien consideradas en los círculos donde imparten clase”.
“Tiene un tío que es una destacada personalidad en la región de Al-Huwair. Es una persona que en el antiguo régimen era apreciado por mucha gente del sur del país. Él dijo: Dos desconocidos le visitaron hace dos años y le dijeron que: ¡un sobrino suyo dentro de poco se convertiría en una gran personalidad, pero que no les preguntó sus nombres ni cuál sería el cargo que detentaría su sobrino!”.

Respuesta a las falsedades de estos timadores

Por el Aiatol·lâh 'Alî Al-Kurânî

¡Poned al descubierto a estos falsarios requiriéndoles milagros!

Los sabios de la escuela shia tanto antiguos como contemporáneos, concuerdan en que el último de los delegados del Imam Al-Mahdi (a.s.) fue Ali ibn Muhammad As-Sameri, que Dios esté complacido de él)
El Sheij As-Saduq (r.a.) en una transmisión sahih o muy confiable mencionada en el libro Kamâl ad-Dîn, p.516, narró: “Nos narró Muhammad Al-Hasan ibn Ahmad Al-Maktab, diciendo: "Estuve en Bagdad en el año en que falleció el sheij Ali ibn Muhammad As-Sameri (r.a.). Fui a verle unos días antes que falleciera y extrajo un TAUQI’ (su plural es TAUQI’AT, así se denomina a los manuscritos que el Mahdi hacia llegar a sus shias durante la ocultación menor a través de los cuatro delegados) cuyo texto era el siguiente:

   بسم الله الرحمن الرحيم . يا علي بن محمد السمري أعظم الله أجر إخوانك فيك فإنك ميت ما بينك وبين ستة أيام ! فاجمع أمرك ولا توص إلى أحد يقوم مقامك بعد وفاتك ، فقد وقعت الغيبة التامة فلا ظهور إلا بعد إذن الله عز وجل ، وذلك بعد طول الأمد ، وقسوة القلوب ، وامتلاء الأرض جوراً . وسيأتي شيعتي من يدعي المشاهدة ، ألا فمن ادعى المشاهدة قبل خروج السفياني والصيحة فهو كذابٌ مفتر ، ولا حول ولا قوة إلا بالله العلي العظيم .
En el Nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso. ¡Oh ‘Alî, hijo de Muhammad As-Sameri! ¡Que Dios recompense a tus hermanos por la paciencia de perderte, puesto que tú morirás en seis días! Pon en orden tus asuntos y no delegues (la representación) en nadie para que ocupe tu lugar después de fallecido, ya que ha llegado el momento de la ocultación completa en la que no habrá manifestación sino hasta después que Dios, Imponente y Majestuoso, lo permita; siendo ello luego de un largo periodo, cuando los corazones se hayan endurecido y la tierra se haya llenado de injusticia. Llegaran ante mis seguidores quienes pretendan haberme visto. Sabed que quien alegue haberme visto antes del surgimiento del Sufianî y del gran clamor (en los cielos) es un mentiroso y falsario. No hay poder ni fuerza sino en Dios, el Altísimo, el Majestuoso.
  قال: فنسخنا هذا التوقيع وخرجنا من عنده ، فلما كان اليوم السادس عدنا إليه وهو يجود بنفسه فقيل له: من وصيك من بعدك؟ فقال: لله أمر هو بالغه . ومضى رضي الله عنه ، فهذا آخر كلام سمع منه.
Dijo: copiamos ese TAUQI’ y nos retiramos de su presencia. Al sexto día volvimos y estaba agonizando. Se le preguntó: ¿quién es el que te sucederá? Respondió: ¡Dios tiene una orden que ya hizo llegar! Y murió, que Dios esté complacido de él, siendo esas sus últimas palabras".

Esta es la escuela shia tanto en el pasado como en el presente; que Dios, Glorificado Sea, prolongará la vida del Mahdi como sucede con Al-Jidr (con él sea la Paz), sin que tenga ningún emisario, ni delegado hasta que se presenten las señales de su manifestación que son el surgimiento del Sufianî que gobernará Siria, el clamor de los cielos por parte del ángel Gabriel (a.s.), la culminación de las épocas de la injusticia y la manifestación del Mahdi prometido (a.s.).
Se han presentado ante los shias quienes han alegado ser emisarios del Imam Al-Mahdi (a.s.). Se les requirió que presenten milagros y no los tenían por lo que quedaron al descubierto y chasqueados.
Todo aquel que alegue ser emisario del Imam (a.s.) o que él le encomendó algo, aunque fuera solo hacer llegar una palabra, debe mostrar un milagro que demuestre su veracidad. Caso contrario es un falsario o un loco sin trascendencia.
En cuanto a quien alega haber visto al Imam (a.s.) pero sin invocar ser su emisario, ni que le encargo alguna cosa, eso podría llegar a suceder pero dependerá del crédito que se le tenga sin que su experiencia tenga algún efecto transferible ni en lo doctrinal ni en lo referente a la ley divina.
Le hemos pedido al timador de Basora que presente algún milagro pero no pudo hacerlo. Luego prometió hacerlo pero se retractó.

¡¿Por qué el hijo viene antes que el padre?!

Le pregunté a su representante. "¿Acaso él es el hijo del Imam Al-Mahdi (a.s.), y su albacea que gobernará después de él?". Dijo: "Así es". Le pregunté: "Entonces, ¿por qué vino antes que su padre?". ¡No pudo contestar y quedo en silencio!
Le dije: “¿Acaso tu imam Ahmad Al-Hasan llenará la Tierra de equidad y Justicia?”. Dijo: “Así es”. Dije: “¡Entonces ya no hay necesidad de que venga su padre!”. ¡No pudo contestar y quedo en silencio!

Tiene los milagroso de todos los Profetas (a.s.)

Le dije: “¿Acaso tu Imam tiene milagros?”. Dijo: “¡Por supuesto!”. Dije: “¿Acaso tiene todos los milagros de los profetas y albaceas, con ellos sea la Paz?”. Dijo: “¿Qué quieres de los mismos?”. Dije: “Quiero que mate al tirano Sharon que está masacrando a musulmanes, que nos informe cuándo y cómo será muerto.”
Se levantó y entró a una habitación para llamar por teléfono a su imam. Eso ocurrió en At-Tanmuiah, antes de que se rebelaran en Basora y huyera tras ello. Volvió y me dijo: “Mañana te responderemos”.
Al otro día esta persona vino con uno de sus compañeros y nos respondió que ¡el Imam Al-Mahdi no se lo permitía!
Le dije: “Entonces que le transmita que 'la gente me desmiente y no aceptan a su emisario hasta no mostrarles un milagro'. Eso no le costaría más que decir ‘¡Dios mio! ¡Aniquila a Sharon!”. Permaneció en silencio.
En otras palabras, cuando se nos demuestra la veracidad de la profecía de nuestro Profeta (s.a.w.), se nos torna obligatorio obedecerle. Cuando se nos demuestra la veracidad del imamato de nuestros doce Imames (a.s.) se vuelve obligatorio que les obedezcamos. Pero no se nos demostró la obligatoriedad de seguir a sus hijos, a menos que un Imam Inmaculado nos ordene eso.
Aunque cuando él fuera hijo del Imam Al-Mahdi (a.s.) no es nuestro Imam y no es obligatorio para nosotros seguirlo. Por supuesto, si se nos demuestra que el Imam nos lo ordenó, entonces será obligatorio hacerlo. Así que le decimos que necesitas demostrar dos cosas:
Primero: tu pretensión de ser el hijo del Imam (a.s.)
Segundo: Que el Imam (a.s.) nos ordena obedecerle.
Pero desde que eso no se nos demuestra, te decimos: “¡Hombre! No tienes ningún derecho sobre nosotros, ni tenemos nada contigo. ¡Vete con aquel que pretendes que es tu padre o vete a sentar a un café!”.
En cualquier caso la postura racional y jurídica ante toda persona que duda es que está disculpada puesto que no le han sido suficientes las pruebas, ¡pero no que le juzgues como incrédulo y que llames a una revolución y semejantes asuntos!
Nos dices: “Las pruebas son suficientes”. Te decimos: “Serán suficientes para ti y para tu imaginación pero no para nosotros”. Este es un asunto de carácter doctrinal y decisivo en la vida, así que no puede tener lugar sino a través de una certeza sobre la que haya ni la más mínima ambigüedad… y por un milagro.
¿A dónde está tu milagro tan evidente como el sol que observan todas las personas y dan testimonio de él? ¡No un milagro oculto, enigmático y personal como cuando se alega haber visto un genio sin que lo haya visto nadie más! 

El Imam Al-Mahdi (a.s.) no será derrotado en absoluto. ¿Cómo es que su hijo fue derrotado?

Una de las características del Imam AL-Mahdi (a.s.) es que vencerá amedrentando, sin que pierda ningún estandarte ni sea derrotado en ninguna batalla “vencerá con la espada y el amedrentamiento, sin perder ningún estandarte” (Kamâl ad-Dîn, p.327).
Aquel que alega ser su hijo y su emisario debiera ser igual que él. ¡En tanto que nosotros vimos que fue derrotado junto a su ejército en la batalla de Basora con la policía, la cual ingresó a sus guaridas y los arrestaron de uno y en grupos! ¡En tanto él se escapó hasta llegar con los wahabitas que le financian en Los Emiratos Árabes!
Tal vez se diga que el Mahdi (a.s.) no será derrotado en ninguna batalla que él mismo inicie y que la batalla de Basora fue iniciada por la policía. La respuesta es que ¡no hay diferencia en “No perderá ningún estandarte” entre que sea él el que inicie la batalla o que otro la inicie!
¡Nos es suficiente para demostrar la mentira de su invocación el hecho que haya sido derrotado en una sola batalla!

Pretende ser el hijo del Mahdi (a.s.) pero no sabe leer el Sagrado Corán

¡Se le dijo a uno de sus compañeros más cercanos: “¿Acaso no ven que su imam se equivoca al leer el Corán?! ¡¿Cómo podría ser el emisario del Imam (a.s.) para la humanidad y su hijo en quien confía siendo que lee el Corán equivocadamente?! ¡En una corta grabación le encontramos dos errores!”.
Algunos de ellos dijeron que: “eso no es un error sino ¡otra forma de lectura!”. Les respondí que: “un error no puede ser un tipo de lectura. Otra forma de lectura es aquella sin equivocación gramatical, conforme al mensaje del Islam y transmitida por los lectores acreditados y este no era el caso”. ¡No pudieron contestar y quedaron en silencio!
Se le dijo a uno de ellos: “En tanto tu Imam es hijo del Imam Al-Mahdi (a.s.) y experto en lectura del Corán, entonces ¿por qué no nos graba todo el Corán con su propia voz para que los musulmanes registren en sus coranes la lectura correcta?”.
Esta persona quedo en silencio y luego dijo: “¡Se lo pediré!”.
Se le dijo: “De manera que corrijamos nuestro rezo, ¿por qué no lo filman haciendo el rezo correcto y lo distribuyen entre la gente?”.

Dice ser Imam y no sabe hablar correctamente el árabe culto

Es asombroso que algunas personas instruidas le sigan como si les hubiera embrujado. ¡¿Ninguno de ellos percibe que este pretendido imam no sabe leer el Corán de manera correcta y que se equivoca de manera vergonzosa al pronunciar términos del idioma árabe culto y al aplicar sus reglas?!
Si alguno utilizara su intelecto diría: ¡¿Cómo puede ser imam e hijo de un imam inmaculado siendo que se equivoca al leer el Corán, no sabe el árabe al punto que en una sola página tiene numerosos errores que indican que es una persona ordinaria. Allí están sus escritos frente a todo el mundo. ¡Juzguen por sí mismos!

Pretende ser imam y no sabe otros idiomas

Se le dijo a uno de sus seguidores: “Nosotros creemos que el Imam (a.s.) conoce todos los idiomas de las personas, puesto que no es posible que sea una prueba de Dios por sobre la gente y no conocer su idioma. ¿Acaso vuestro imam conoce los diferentes idiomas del mundo?” Dijeron: “¡Si! ¡Los conoce a todos!”. Se le dijo: “¿por qué no aparece y habla en diferentes idiomas de manera que la gente vea ese milagro y se guíen hacia su religión?”.

Este timador utiliza la violencia y el amedrentamiento como cierre de sus mensajes

¡Esto es claro en la mayoría de sus escritos y manifiestos y de las palabras y comportamiento de sus compañeros! Su supuesta lógica es violenta ¡como la de los extremistas de Al-Qaeda! La siguiente es una muestra de sus palabras:

“Notifico en nombre del imam Ahmad Al-Hasan Al-Mahdi que todo aquel que no se le una en este llamado y no anuncie la bai’ah o juramento de fidelidad al albacea del Imam Al-Mahdi después del 13 de Rayab de 1425 estará fuera de la wilaiah o potestad de Alî ibn Abî Talib (a.s.) y por ello ingresará al infierno y ¡qué mal ingreso será! ¡Todas sus actos devocionales tanto en general como en particular serán vanos! (comunicado del albacea y mensajero del Imam Al-Mahdi (a.s.) a la gente toda. Ahmad Al-Hasan – 13/6/1425 de la hégira)”

Una característica común entre él y sus compañeros es defraudar en las expresiones e ideas y la tosquedad, ordinariez y extrema soberbia, ¡al punto que el más pusilánime entre ellos invoca tener grandilocuentes grados espirituales!
La soberbia que tiene cada uno de ellos no es una soberbia serena, sino una soberbia hostil hacia toda la gente. Su pecho hierve de rencor por los grandes Marya’ de la religión de Nayaf y Qom y asimismo contra el resto de los sabios y estudiantes de religión, por lo que les describe con los peores apelativos ¡y llega a considerar lícita su sangre puesto que son adversos a su prédica!
Luego le ves que en su trato y palabras no respeta ningún principio ni limite, ni siquiera los límites del trato social común, qué decir del comportamiento sensato y más apropiado.
Ni siquiera respeta el idioma y sus significados por lo que no se detiene a reflexionar en sus límites, es así que le ves saltando de un sentido estable a otra palabra o aleya del Corán ¡explicándola con sentidos inconexos o imposibles, solo para confirmar su pretensión!
El problema de éstos, es que no edifican su postura procurando lo auténtico sino en la insistencia de un capricho convertido en obsesión en sus fines, insistiendo en la ignorancia y siendo hostil en su actuación
Realmente son jariyitas de esta época, sumado al materialismo y adoración del sí mismo que imperan en ésta. Se rebelan contra nociones evidentes. En todo esto son iguales a los takfiries wahabitas. ¡No se diferencian ni en el método, ni en los medios que utilizan!
Aquellos para concretar sus objetivos se valen del takfir (considerar incrédulo al otro), encubrirse bajo el nombre de sunnitas y anunciar el yihad. Éstos eligieron valerse de la doctrina del mahdismo y alegar que ¡Dios les encomendó rebelarse y matar a quien se les pusiera delante porque sería un incrédulo! ¡Que Dios ampare a los musulmanes tanto de unos como de otros! 

Su artimaña de argumentar valiéndose de la istijara

Uno de ellos me impelía a creer en su imam diciéndome: “¿Acaso no crees en el Corán?”.
Dije: “Si”. Alegó: “Entonces realiza una istijara y abre el Corán y reflexiona en la aleya. Si la istijara es buena síguelo y si no sale bien no lo hagas”.
Una persona virtuosa estaba presente y le dijo: “¿eres casado?”.
Respondió: “Si”. Le dijo: “¿Y este amigo tuyo?”: Dijo: “No”.
Entonces se levanto y le trajo un Corán y le dijo: “Haz una istijara a Dios, Glorificado Sea, para ver si le das el divorcio a tu esposa y la das en casamiento a este hermano tuyo”. El hombre, que se llamaba Saleh quedo desconcertado. “El sheij le dijo: “¡¿Acaso no crees en el Corán?! ¡Toma el Corán y realiza la istijara por Dios!”. Pero no aceptó.
Le dijo: “¡¿No quieres hacer una istijara para ver si te divorcias de tu esposa, y quieres que fulano haga una istijara para ver si cambia su religión?!”.
Yo le dije: “Entiende lo que te estoy por decir”.
“El significado de la istijarah es que estas desconcertado en cuál de dos asuntos lícitos es el más indicado, por lo que ruegas a Dios, Glorificado Sea, y abres el Corán. Entonces de la aleya entiendes si hay una orden o una prohibición o que un asunto es preferible a otro”.
“Eso es en el caso que el asunto sea lícito; pero si es obligatorio o ilícito entonces hacer istijarah es una equivocación, puesto que Dios ya te dio la postura que debes asumir. Dijo el Altísimo: «El creyente y la creyente ya no tienen elección de su parte cuando Dios y Su Mensajero han decretado un asunto. En cuanto a quien desobedezca a Dios ya Su Mensajero, en verdad que se habrá desviado sobremanera» (Al-Ahzab; 33: 36). Cuando Dios decreta un asunto, ya no hay elección ni istijarah al respecto”.
“Todo eso comprende los comportamientos y actos. En cuanto a la creencia, en la misma no cabe la istijarah en absoluto, puesto que Dios, Glorificado Sea, ya decretó que es correcto lo que esté de acuerdo con el intelecto y prohibió seguir lo que no es correcto”.
“No hay sentido para la istijarah en lo que creencias se refiere; puesto que la misma implica la licitud de cualquiera de los dos resultados: que puedes elegir entre uno u otro. En las creencias ¡no tienes la opción de elegir entre la creencia verdadera y la falsa!”.
“Cuando me pediste que hiciera istijara para ver si seguía a Ahmad Al-Hasan, eso significa que reconoces que alguien puede optar por seguirle o no hacerlo, ya que ambas cosas serían lícitas. ¿Reconoces eso?”.
“Si dices “si”, entonces yo opto por no seguirle. Si dices “no”, entonces eso significaría que la istijarah siempre tiene como resultado que se debe seguir a Ahmad Al-Hasan, lo cual sería un milagro”.
“Aquí te decimos: En esta reunión hay diez personas. Abramos el Corán uno por uno. Si solamente le sale una sola aleya a uno de nosotros que sea prohibitiva o en la que haya mal augurio o amenaza de infierno, eso significaría que Ahmad Al-Hasan es un falsario. ¿Aceptas eso y lo acatarías?”.
Otro de los presentes dijo: “¡¿Qué tal si hacemos una istijarah para ver si Ahmad Al-Hasan es un timador del demonio?! Si la aleya sale a favor ¿aceptarías eso?” Dijo: “No”.
Otro dijo: “¿Qué opinas si hacemos una istijara para ver si es profeta, o un dios?”.
Respondió: “No. No hay istijarah sobre eso”.
Se le dijo: “eso demuestra que ustedes son selectivos en cuanto a la istijarah: ¡la aceptan cuando pueden embaucar para confirmar tal prédica, pero la rechazan si la invalida!”.

Su artimaña para argumentar en base a sueños

Lo mismo ocurre con su argumentación en base a los sueños. Con esta argucia cazan a personas simplonas y le dicen al joven imberbe: “te damos un recuerdo de Dios para que lo leas todo el día, si te duermes y en la noche ves un sueño en el que se te inspire que Ahmad Al-Hasan es la verdad, ¡síguelo!”. Entonces por su sugestión llega a soñar algo y cae en sus redes.
Les decimos: “Los sueños no conforman una prueba y argumento, ni en la doctrina ni en las prácticas, a excepción de los sueños de los profetas que están exceptuados por estar avalados por argumentos explícitos”.
Luego, si es que ustedes dicen que el sueño conforma una prueba, entonces ¡necesariamente deberían aceptar los sueños que les son contrarios! Si alguien ve en sueños que la prédica de Ahmad Al-Hasan es falsa, entonces su sueño es verdadero. Si alguien ve en sueños que es un timador corruptor en la tierra habrá que ejecutarle, y ¡ustedes deberían ayudarle a terminar con él!
Dicen que: “Eso no es posible que ocurra, puesto que los sueños son verdad al ser de Dios, Glorificado Sea: así que los sueños siempre están a nuestro favor”.
Les decimos: “Esta bien. Junten diez personas ordinarias e infúndanles antes de dormir o durante todo el día ese recuerdo especial de Dios como suelen hacerlo, luego que duerman y esperen a ver que soñaron”.
Algunos verán que su prédica es verdad, pero si alguno llega a ver que su prédica es falsa se deberá matar a vuestro imam. ¡Eso deberían aceptarlo!
Dicen: “No. No aceptamos sino lo que esté en conformidad con nuestra prédica y rechazamos lo que se nos oponga”.
Eso significa que se contradicen al sostener que los sueños siempre son verdad, ya que entonces ¡algunos sueños serán verdaderos y otros falsos según lo que les dicte su antojo! En tal caso su argumentación en base a los sueños es falsa tal como basarse en la istijarah.
Le pedí al gran y virtuoso sabio el Saiied Muhammad Rida Sharafuddín (nieto del Aiatollah Saiied Abdul Husain Sharafuddin, r.a.) que escribiera su debate con los seguidores de este timador y me escribió lo siguiente:
“Dice el Altísimo:
    أَفَمَنْ يَمْشِي مُكِبًّا عَلَى وَجْهِهِ أَهْدَى أَمَّنْ يَمْشِي سَوِيًّا عَلَى صِرَاطٍ مُسْتَقِيمٍ  
«¿Acaso quien anda agachado va mejor dirigido que quien anda erguido por una vía recta?
Durante mi estancia para llevar a cabo mis obligaciones religiosas en el mes de Dios en la vecindad del santuario de Zainab (a.s.), que Dios lo mantenga indemne, llego a verme un estudiante de religión acompañado por algunos que cayeron bajo los ardides del autodenominado Ahmad Al-Hasan Al-Basri, el heredero del timador Al-Shalmaganî; me pidió que les hablara para que tal vez así recobraran el juicio. Les recibí cordialmente y les preste atención. Luego les pregunté por los argumentos y pruebas mediante los cuales aceptaron esa prédica. Me contestaron que fueron tres asuntos:
La narración textual, el sueño y la istijarah
Les pedí que me refirieran el texto de la narración y me citaron algunas que no indicaban lo pretendido en absoluto, ni servían para basarse en las mismas ni siquiera en temas secundarios, ni qué decir que sirvieran para un asunto que se cuenta entre los principios de la religión.
En cuanto al tema de los sueños, me citaron algunas palabras que contienen un ruego a Dios, Glorificado Sea, para que dejara en claro el asunto de Ahmad Al-Hasan; alegando que ¡quien lo leyera por cuarenta noches finalmente vería en sueños lo que le guiaría a la legitimidad de lo que se requería!
Les cite como testimonio la narración sahih o muy confiable de Ibn Udhainah que narró del Imam As-Sâdiq (a.s.) lo siguiente:

Dijo: “Que narran esos Nasibies (hostiles a Ahlul Bait)”. Respondí: “¡Que yo sea sacrificado por ti! ¿Con respecto a qué?”. Dijo: “En sus llamados a la oración, en sus inclinaciones y prosternaciones”. Dije: “Ellos dicen que Ubai ibn Ka‘b vio eso en un sueño”. Respondió: “¡Mienten! ¡Por cierto que la religión de Dios, Majestuoso e Imponente, tiene más valor como para ser determinada por un sueño!”.

Les dije: Si es que los sueños no son correctos en lo relacionado con las ramas de la religión entonces ¿cómo podrían ser correctos en lo que estamos tratando? Los sueños solo sirven como llamado de atención, si es que ayudan a encontrar un indicio jurídico luego debidamente comprobado o para orientar hacia un argumento racional por sí mismo valido. En cuanto a que puedan ser una prueba total o parcial, eso es falso e insostenible.
Además, un tipo de sueño es aquel que puede darse por la influencia maligna al valerse de ellos los mundos demoníacos; de igual forma están los rahmanî o de naturaleza divina. También están aquellos sueños provocados por sugestión y manifestaciones del inconsciente. Aquí les propongo que sean constantes en repetir la palabra “melón” cuarenta veces por la noche antes de dormir. ¡Les garantizo que finalmente van a soñar con un melón, antes de la noche cuarenta!
En cuanto a la istijarah, es una condición que el tema en cuestión no sea obligatorio, ni ilícito. Si eso fuera una prueba definitiva como suponen, ¿acaso estarían de acuerdo en hacer una istijarah para ver si me dan todo lo que poseen? ¿o que deis el divorcio a vuestras parejas y las caséis con otros?
Luego les informé que leí algunos escritos de su maestro y sus auxiliares. Me aterraron los disparates que leí y que fueron tomados de libros de algunos que alegaban ser sufís y los batinies (esotéricos). Eso me dejó al descubierto su nivel intelectual. Me llamó la atención ¡la cantidad de errores idiomáticos, ortográficos, de redacción y gramaticales! Les mostré cuatro páginas en las que les resumí los errores que harían temblar a Abul Aswad, Al-Jalil, Ibn As-Sikkit, Al-Kisâ’i y a Ahmad Ibn Kahtan (famosísimos gramáticos árabes). Me refutaron con palabras que harían reír a carcajadas a una madre descorazonada por acabar de perder a su hijo. Me dijeron que en el Sagrado Corán también hay errores gramaticales, dándome como ejemplo las palabras del Altísimo en la aleya (4: 162): «y los que realizan la oración» que se encuentra en acusativo en lugar de estar en nominativo.
Cuando les respondí que el vocablo está en acusativo por la regla de retórica que “lo permite para señalar una diferencia y distinción, en este caso un elogio a los que rezan, o bien admite que pueda considerarse que está en genitivo por copulación a un sintagma relativo tácito”, quedaron desconcertados esbozando una sonrisa por no entender, la cual habría que agregar en esta época al clasificar los diferentes tipos de sonrisa.
Luego les dije: Esa persona pretende que el Profeta (s.a.w.) es la manifestación de los atributos de Dios, la Esencia Divina misma, ¡¡e incluso dice explícitamente que es Dios en cuanto a la Creación!! ¡¿Cómo puede ser eso?!
¿Acaso la Esencia Divina, a la cual se llama “lo más recóndito de lo oculto” es factible de ser descripta y de materializarse? Ni siquiera el mismo Profeta (s.a.w.) puede concebir la Esencia Divina, ¡¿cómo podría ser Dios en cuanto a Creación?!
Vi que enmudecieron y que su silencio era por no entender lo que ellos mismos estaban pregonando, así que ¡¿cómo podrían advertir su condición de correcto o incorrecto?! Me incliné a sacudir su fitrah o disposición primigenia y les dije: ¡Queridos míos! Tenemos una sola alma y el asunto es sumamente serio. El intelecto juzga aquello mismo a lo que guía la religión: “deja de lado lo que te confunde por lo que no te confunde”. Fue narrado por el Profeta (s.a.w.) que le dijo a un compañero: “¿Acaso ves el sol?” Le respondió: “si”. Dijo: “De la misma manera debes dar testimonio sobre algo, o bien abstente”.
Vayan y aprendan las nociones de la religión, ya que el conocimiento es luz. Estén seguros que este asunto es tan claro como el sol brillando y que cuando lleguen los últimos tiempos todos lo sabrán, como dicen las narraciones “incluso las mujeres recluidas tras los velos”. No habrá que basarse en acertijos, misterios y contrasentidos. A Dios pertenece la prueba reveladora contundente y es el Juicioso por Excelencia como para delegar a un pregonero que no sabe leer correctamente Su Sagrado Libro.
Esta persona mencionada no es sino un ladrón de los conceptos de los esotéricos para engañar con eso al común de la gente. Tengan cuidado de las personas como él”. (fin de lo narrado por el Saiied Sharafuddín).

¡El timador de Basora altera los textos religiosos en su sitio web!

El Sheij Nadzim Al-‘Uqailî en su libro “La respuesta contundente a quienes niegan la descendencia del Restaurador” que se divulga en esa página web, escribió: Se cita en el libro Bisharat al-Islam, transmitido de Bihar al-Anwar, de Sutaih al-Kahin (el adivino), en una larga narración, en uno de cuyos párrafos leemos: “Entonces se manifestará el hijo de Al-Mahdi” (Bisharat al-Islam, p.157). Eso indicaría que antes del levantamiento del Imam Al-Mahdi (a.s.) se manifestará el hijo del Imam Al-Mahdi, siendo ese hijo al que se refieren las narraciones de Ahlul Bait (a.s.).
Cuando nos referimos al libro original que es Bihar Al-Anwar, encontramos que ese falsario y su compañero Al-‘Uqailî cometieron una felonía académica y flagrante alteración. La expresión original es “cuando se manifieste el hijo del Profeta, el Mahdi”. ¡Eliminaron la palabra “Profeta” y quedo “el hijo del Mahdi” para aplicarla al farsante Ahmad Isma’il Kuwaita’! Además, de insinuar que la misma es una expresión de un hadiz del Profeta (s.a.w.) o de alguno de los Imames (a.s.), siendo que son palabras de Sutaîh Al-Kâhin (el adivino).
Le pregunté a su mensajero: “¿Quién es el que sube los textos a la página de tu imam?”.
Me dijo: “Yo o sino el mismo imam Ahmad ibn Al-Hasan”.
Le pregunté: “¿quién fue el que eliminó la palabra “Profeta” de la frase dicha por Sutaih Al-Kahin?”. Pero no me contestó.

Dijo Al-Maÿlisî (r.a.) en su libro Bihar al-Anwar, t.51, p.162: Capítulo inaudito sobre lo que los adivinos y sus semejantes informaron y lo que fuera encontrado escrito en láminas y rocas:
 قال المجلسي( رحمه الله) في البحار:51/162: (باب  نادر فيما أخبر به الكهنة وأضرابهم وما وجد من ذلك مكتوباً في الألواح والصخور . روى البرسي في مشارق الأنوار عن كعب بن الحارث قال: إن ذا يزن الملك أرسل إلى سطيح لأمر شك فيه فلما قدم عليه أراد أن يجرب علمه قبل حكمه ، فخبأ له ديناراً تحت قدمه ، ثم أذن له فدخل فقال له الملك: ما خبأت لك يا سطيح ؟ فقال سطيح: حلفت بالبيت والحرم ، والحجر الأصم والليل إذا أظلم ، والصبح إذا تبسم ، وبكل فصيح وأبكم ، لقد خبأت لي ديناراً بين النعل والقدم ، فقال الملك: من أين علمك هذا يا سطيح ! فقال: من قبل أخ لي جنى ينزل معي أنى نزلت . فقال الملك: أخبرني عما يكون في الدهور ، فقال سطيح: إذا غارت الأخيار وقادت الأشرار ، وكذب بالأقدار ، وحمل المال بالأوقار ، وخشعت الأبصار لحامل الأوزار ، وقطعت الأرحام ، وظهرت الطغام ، المستحلي الحرام ، في حرمة الإسلام واختلفت الكلمة ، وخفرت الذمة ، وقلت الحرمة ، وذلك عند طلوع الكوكب الذي يفزع العرب ، وله شبيه الذنب ، فهناك تنقطع الأمطار ، وتجف الأنهار ، وتختلف الأعصار ، وتغلو الأسعار ، في جميع الأقطار . ثم تقبل البربر بالرايات الصفر ، على البراذين السبر ، حتى ينزلوا مصر فيخرج رجل من ولد صخر ، فيبدل الرايات السود بالحمر ، فيبيح المحرمات ، ويترك النساء بالثدايا معلقات ، وهو صاحب نهب الكوفة ، فرب بيضاء الساق مكشوفة على الطريق مردوفة ، بها الخيل محفوفة ، قتل زوجها وكثر عجزها واستحل فرجها ، فعندها يظهر ابن النبي المهدي ، وذلك إذا قتل المظلوم بيثرب ، وابن عمه في الحرم ، وظهر الخفي فوافق الوشمي ، فعند ذلك يقبل المشوم بجمعه الظلوم فيظاهر الروم ويقتل القروم ، فعندها ينكسف كسوف ، إذا جاء الزحوف ، وصف الصفوف . ثم يخرج ملك من صنعاء اليمن أبيض كالقطن ، إسمه حسين أوحسن ، فيذهب بخروجه غمر الفتن ، فهناك يظهر مباركاً زكياً ، وهادياً مهدياً ، وسيداً علوياً ، فيفرح الناس إذا أتاهم بمن الله الذي هداهم ، فيكشف بنوره الظلماء ويظهر به الحق بعد الخفاء ، ويفرق الأموال في الناس بالسواء ، ويغمد السيف فلا يسفك الدماء ، ويعيش الناس في البشر والهناء ، ويغسل بماء عدله عين الدهر من القذاء ويرد الحق على أهل القرى ، ويكثر في الناس الضيافة والقرى ، ويرفع بعدله الغواية والعمى ، كأنه كان غبار فانجلى ، فيملأ الأرض عدلاً وقسطاً والأيام حباء ، وهو علم للساعة بلا امتراء).
Narró Al-Barsî en el libro Mashâriq Anwar Al-Iaqîn, de Ka‘b ibn Al-Hariz que dijo: El rey (del Yemen) Dhu Iadhân mando a llamar a Sutaih para un asunto en lo cual estaba confundido. Cuando llegó quiso probar su ciencia antes de seguir su juicio. Escondió un dinar (moneda de oro) bajo sus pies y luego le permitió ingresar y le dijo: ¿Qué estoy escondiendo de ti, ¡oh Sutaih!? Sutaih respondió: ¡Juro por la Casa Sagrada y la región inviolable, por la piedra silenciosa y la noche cuando oscurece, por la mañana cuando sonríe y por todo elocuente y lacónico, que escondes un dinar entre tu calzado y tu pié. Dijo el rey: ¿De dónde tienes ese conocimiento, ¡Oh Sutaih!? Respondió: De parte de un genio hermano mío que está conmigo donde yo lo estoy. Dijo el rey: Dime lo que ocurrirá en las diferentes épocas. Dijo Sutaih: Cuando los probos se ausenten, los malvados sean los líderes, se desmienta lo decretado, la riqueza sea llevada en bultos, se humillen las miradas ante el portador de cargas, los vínculos de parentesco sean cercenados, se manifiesten los necios y los autorizadores de lo ilícito, se trasgreda lo sagrado del Islam y las palabras difieran, se traicionen los pactos, disminuya el respeto… eso ocurrirá cuando salga el astro que atemorizará a los árabes, que tendrá algo semejante a una cola, entonces se detendrán las lluvias, se secarán los ríos, serán frecuentes los tornados, se incrementarán los precios, sucediendo eso en todas las regiones… luego llegarán los barbaros con estandartes dorados, en rocines trenzados hasta que ingresen en Egipto y surja un hombre de la progenie de los tenaces, entonces los estandartes negros se tornarán rojos y se declararán lícitas las prohibiciones, a las mujeres se las dejará suspendidas de los senos.. He ahí que se hallará el que saqueará la ciudad de Kufa. ¡Cuántas muchachas de piernas blancas al descubierto quedarán rezagadas en los caminos, rodeadas por jinetes, habiendo sido matados sus esposos, se acrecentará su impotencia y se las violará. Entonces, se manifestará el hijo del Profeta, el Mahdi. Eso ocurrirá cuando en la ciudad de Iazrib muera el oprimido y ocurra lo mismo con su primo en el santuario de La Meca. Se manifestará el escondido y el tatuado estará conforme. El tatuado se presentará con su grupo tiránico, asistirá a los romanos y asesinará a los niños. Entonces se producirá un eclipse. Cuando avance el ejército y estén enfilados. Luego surgirá el rey de San‘a’ en el Yemen, blanco como el algodón, su nombre será Husain o Hasan. Con su aparición desaparecerán las luchas de la discordia. Ahí es que se manifestará bendito y puro, sosegado y bien guiado, un amo y señor de los alawies, y la gente se alegrará cuando les traiga la merced que Dios les concedió. Con su luz descorrerá las tinieblas y mostrara la verdad después de haber estado oculta. Distribuirá las riquezas entre la gente por igual, envainará la espada y ya no se derramará sangre. La gente vivirá con albricia y júbilo. Con el agua de su justicia lavará la impureza de la fuente del tiempo y devolverá los derechos a la gente de las ciudades. Se incrementará entre la gente el convite mutuo y la hospitalidad. Mediante su justicia se quitará el engaño y la ceguera, como si hubiera sido una capa de polvo que se hubiera disipado. Llenará la tierra de justicia y equidad y los días serán como dádivas. Ese es el conocimiento de la hora, no hay vacilación.

Este es el texto completo de la narración citada en Mashâriq Anwâr Al-Iaqîn, p. 196 y en Ilzâm an-Nâsib del Iazdî, pt.2, p.148.
Lo que se desprende el conjunto de la narración es que el rey del Yemen Saif ibn Dhu Iazan, al igual que ‘Abdul Muttalib (el abuelo del Profeta) de quien era contemporáneo, sabían de la cercanía de la profecía del Profeta del Islam (s.a.w.) y le dio albricias por ello. El mismo ‘Abdul Muttalib (r.a.) dio albricias a su descendencia del surgimiento del Mahdi (a.s.).
Aparentemente, Sutaih era un adivino excepcional que acertaba en lo que informaba… solo que parecería que la narración fue fraguada después del advenimiento del Islam. Encierra contenidos de los hadices del Profeta (s.a.w.) y de los Imames (a.s.), por lo cual no es posible atribuirla a Sutaih. Ni hablar de lo débil de su cadena de transmisión.
Lo que nos interesa de la misma es la alteración que el extraviado y extraviador Ahmad Ismael hizo de este texto para confirmar su prédica. Esa pérfida acción de alterar el texto es suficiente para anular sus pretensiones.
Su amigo y mensajero trató de solapar este hecho e insistir que en todo caso en el libro Bisharat al-Islam no está la palabra “Profeta”.
Ese es un libro posterior a Bihar al-Anwar ¡del cual hace la cita! Incluso en tal caso la ausencia de la palabra “Profeta” es un error de impresión. ¿Acaso se aferran en demostrar el imamato de su maestro en base a un error de imprenta?

Es suficiente para su descrédito que su emblema sea la estrella de David

Cuando los vez colgar la estrella de David en sus centros, libros y proclamas, y ves a sus fieles armados combatiendo a la gente y la policía iraquí llevando en su frente una cinta con la estrella de Israel, reconoces que su movimiento tiene un propósito sedicioso.
En su página web se quejaron del Saiied Saleh Al-Ýizânî y la corriente sadrista por haber mancillado la estrella de David al pisarla siendo que es un símbolo divino.
El Saiied Saleh les respondió que no está confirmado para él que esa estrella tenga vinculación con el profeta David (a.s.)
Ahmad Ismael publicó en su sitio web las siguientes preguntas: ¿Qué significa la palabra “Israel”? ¿Acaso los sionistas que hoy en día se encuentran en Palestina son los hijos de Israel o lo que queda de ellos? ¿Acaso la estrella de seis puntas es sionistas? ¿Qué significa la estrella de seis puntas?
El mismo responde lo siguiente: Israel significa “siervo de Dios”. Entre los judíos que están en la Tierra Santa hay personas descendientes del Profeta Jacob (a.s.) que es el mismo “Siervo de Dios” o “Israel” para los judíos. La estrella de seis puntas que tienen los judíos es la estrella de David que significa “el vencedor”.
Es el símbolo del Reformador esperado entre ellos, que es Elia el profeta, quien fue elevado a los cielos mucho tiempo antes que lo fuera Jesús (a.s.), y que será uno de los ministros del Imam Al-Mahdi (a.s.)
Lo expuesto es en base a que Israel es el profeta Jacob (a.s.), pero la realidad es que Israel, que significa “siervo de Dios”, es el profeta Muhammad (s.a.w.) (escribió muhammadun, debiendo escribir aquí muhammadan) en árabe  pero los hijos (escribió banî, debiendo escribir aquí banû) son la familia de Muhammad (!). Asimismo lo son sus shias e incluso los musulmanes (escribió muslimîn, debiendo escribir aquí muslimûn) en general, al haber sido citado ello en el Corán (fin de su mal redactado escrito).
Alguien le preguntó: ¿por qué elegiste la estrella de David como símbolo del movimiento?
Respondió: ¡Es la elección de Dios y no la mía! La estrella de seis puntas es la estrella de David (a.s.) quien fue un profeta enviado por Dios y nosotros somos los herederos de los profetas, con ellos sea la Paz (!).
Entonces, ¡Ahmad Ismael supone que Dios, Glorificado Sea, eligió la estrella de David para todos los profetas (a.s.) y para el movimiento del Imam Al-Mahdi (a.s.), quien llenará la tierra de equidad y justicia!
Entonces, ¡¿Acaso nuestro Profeta (s.a.w.) fue negligente al no mostrarla como símbolo ni ordenar a los musulmanes que ciñan sus frentes con la misma como lo hace el grupo de Ahmad Ismael?!
¡Lo correcto es que no hay indicios de que la estrella de David (a.s.) sea sagrada en el Islam o sea un emblema del Profeta (s.a.w.) o de los musulmanes!

El embuste en su argumentación mediante “la narración del testamento”

Este embaucador y sus seguidores alborotan demasiado con la narración del testamento y sobre que la misma es un texto explícito sobre la posición de Ahmad Ismael
El texto de la misma se encuentra en el libro Al-Gaibah de At-Tûsî, p.150 y en Mujtasar al-Basâ’ir, p.39 y es como sigue:

  ونصها من كتاب الغيبة للطوسي/150، ومختصر البصائر/39: (أخبرنا جماعة ، عن أبي عبد الله الحسين بن علي بن سفيان البزوفري ، عن علي بن سنان الموصلي العدل ، عن علي بن الحسين ، عن أحمد بن محمد بن الخليل ، عن جعفر بن أحمد المصري ، عن عمه الحسن بن علي ، عن أبيه ، عن أبي عبد الله جعفر بن محمد ، عن أبيه الباقر ، عن أبيه ذي الثفنات سيد العابدين ، عن أبيه الحسين الزكي الشهيد ، عن أبيه أمير المؤمنين( عليه السلام ) قال: قال رسول الله(صلى الله عليه وآله ) في الليلة التي كانت فيها وفاته لعلي( عليه السلام ) : يا أبا الحسن أحضر صحيفة ودواة.فأملى رسول الله(صلى الله عليه وآله )  وصيته حتى انتهى إلى هذا الموضع فقال: يا علي إنه سيكون بعدي اثنا عشر إماماً ومن بعدهم إثنا عشر مهدياً فأنت يا علي أول الاثني عشر إماماً سماك الله تعالى في سمائه علياً المرتضى ، وأمير المؤمنين ، والصديق الأكبر ، والفاروق الأعظم ، والمأمون ، والمهدي ، فلا تصح هذه الأسماء لأحد غيرك . يا علي أنت وصيي على أهل بيتي حيهم وميتهم ، وعلى نسائي فمن ثَبَّتَّهَا لقيتْني غداً ، ومن طلقتها فأنا برئ منها ، لا تراني ولا أراها في عرصة القيامة ، وأنت خليفتي على أمتي من بعدي . فإذا حضرتك الوفاة فسلمها إلى ابني الحسن البر الوصول ، فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابني الحسين الشهيد الزكي المقتول ، فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه سيد العابدين ذي الثفنات علي، فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه محمد الباقر فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه جعفر الصادق ، فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه موسى الكاظم ، فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه علي الرضا ، فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه محمد الثقة التقي ، فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه علي الناصح فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه الحسن الفاضل ، فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه محمد المستحفظ من آل محمد(عليهم السلام) ، فذلك اثنا عشر إماماً .
  ثم يكون من بعده اثنا عشر مهدياً، فإذا حضرته الوفاة فليسلمها إلى ابنه أول المقربين ، له ثلاثة أسامٍ إسم كإسمي وإسم أبي ، وهو عبد الله وأحمد ، والإسم الثالث المهدي ، وهو أول المؤمنين ) .
Nos narró un grupo de Abî ‘Abdullah Al-Husain Ibn ‘Alî ibn Sufiân Al-Bazufrî, de Alî ibn Sinàn al-Mûsilî el justo, de ‘Alî ibn Al-Husain, de Ahmad ibn Muhammad ibn Al-Jalil, de Ÿa‘far ibn Ahma Al-Misrî, de su tío Al-Hasan ibn ‘Alî, de su padre, de Abî ‘Abdil·lâh Ÿa‘far ibn Muhammad, de su padre Al-Bâqir, de su padre “el de las callosidades por la postración”, el señor de los adoradores As-Saÿÿâd, de su padre el puro Al-Husain  el mártir, de su padre Amîr Al-Mu’minîn (con ellos sea la Paz) que dijo: dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.) en la noche en que falleció a ‘Alî (a.s.): ¡Oh Abul Hasan! Trae papel y tinta. Entonces el Mensajero de Dios (s.a.w.) le dictó a su testamento el cual llegó a este punto en el que dice: ¡Oh ‘Alî! Después de mí habrá doce Imames y después de ellos doce mahdis (bien guiados). Tu, ¡oh ‘Alî! Eres el primero de los doce imames. Dios te llamo en Su cielo “Alî” Al-Murtada (aquel de quien se está complacido), Amîr al-Mu’minîn (el comandante de los creyentes) y As-Siddîq Al-Akbar (el gran veraz), Al-Faruq Al-A‘dzam (el gran diferenciador entre el bien y el mal), Al-Ma’mûn (aquel en quien recae la confianza) y al Mahdi (el bien guiado). Ninguno de estos nombre es correcto sino en ti. ¡Oh ‘Alî! Tu eres mi albacea por sobre la gente de mi casa, tanto de los que estén con vida como de los que estén muertos, y por sobre mis mujeres. Quien ratifiques de ellas, me encontrará el día de mañana y a quien des el divorcio, en verdad que me desentenderé de ella; no me verá ni la veré en la explanada de la Resurrección. Tú eres mi califa sobre mi comunidad después de mí. Cuando te llegue la muerte entrega el asunto a mi hijo Al-Hasan “el de buen trato”; cuando se le presente la muerte que lo entregue a mi hijo Al-Husain el mártir el purificado, el que será asesinado; cuando se le presente la muerte que lo entregue a su hijo el señor de los adoradores, Ali, “el de las callosidades por la postración”; cuando se le presente la muerte que lo entregue a su hijo Muhammad Al-Bâqir (el desmenuzador de la ciencia), cuando se le presente la muerte que lo entregue a su hijo Ÿa‘far As-Sâdiq (el veraz); cuando se le presente la muerte que lo entregue a su hijo Musâ Al-Kâdzim (el que refrena la ira); cuando se le presente la muerte que lo entregue a su hijo ‘Alî Ar-Ridâ (Aquel de quien Dios se complace); cuando se le presente la muerte que lo entregue a su hijo Muhammad Az-Ziqah (el de confianza) At-Taqî (el timorato); cuando se le presente la muerte que la entregue a su hijo Alî An-Nâsih (el que da buen consejo); cuando se le presente la muerte que lo entregue a su hijo Al-Hasan Al-Fadil (el virtuoso); cuando se le presente la muerte qie lo entregue a su hijo Muhammad Al-Mustahfadz (el resguardado) de la familia de Muhammad, con ellos sea la Paz. Esos son los doce Imames. Luego de ellos habrá doce Mahdis. Cuando se le presente la muerte que la entregue a su hijo, el primero de los cercanos a él, quien tendrá tres nombres: un nombre como el mío, un nombre como el de mi padre, que es Abdul·lah y Ahmad y el tercer nombre es Al-Mahdi, quien será el primero de los creyentes.

Este timador no menciona cuál es la manera en que argumenta con esta narración y simplemente la cita, así que en apariencia es por el último párrafo en la que se ordena al doceavo Imam (a.s.) que entregue la sucesión, o el imamato, cuando se le presente la muerte al “primero de sus hijos más cercanos” quien tendrá tres o cuatro nombres, siendo uno de ellos “Ahmad”.
¡¡El mismo timador la explica solamente haciendo notar que su nombre es “Ahmad”, lo cual es una herejía irrisoria!!
Si es que la narración fuera correcta, está ordenando al Imam Al-Mahdi (a.s.) que: ¡después de ya haberse manifestado y establecido su estado de justicia divina, que cuando se le presente la hora de su muerte que entregue la sucesión a su hijo!
El tiempo que delimita la narración para entregar la sucesión, o el imamato, ¡es ese día! Este embaucador la dispone como si se refiriera a estos días y ¡¡se dispuso a sí mismo como hijo del Imam Al-Mahdi quien tomará el imamato de su padre después de su manifestación, su gobierno y su fallecimiento!!
¡¡Ni el tiempo de la narración se ajusta al nuestro, ni la persona a quien se le ordena a Al-Mahdî (a.s.) entregar la sucesión se ajusta a este chiflado!!
Solo que el timador dilata los tiempos y las genealogías por lo que a veces dice: “mi abuelo el Imam Al-Mahdi” y otras veces dice “yo soy el hijo del Imam Al-Mahdi” quien le heredará después que se manifieste y gobierne sobre el mundo ¡pero que ya me ha entregado el imamato desde ahora y me ha enviado a ustedes para que me obedezcan! ¡¡Eso es la abominación misma!!
Luego, aunque la narración fuera verdadera, la orden que se le da al Imam (a.s.) es que entregue el imamato a su hijo directo, y en diferentes oportunidades este timador dijo no ser el hijo directo del Imam Al-Mahdi (a.s.).
Saleh Al-Miahî le pregunto con fecha 4/4/1426 sobre su alegato de ser el hijo del Imam Al-Mahdî (a.s.): “¿Acaso quiere decir que es hijo directo del Imam? ¿Cómo tuvo lugar el casamiento del Imam, que nosotros seamos sacrificados por él? ¿Cuál es el nombre de la madre y de qué lugar era?”.
Su vocero Al-‘Uqailî le respondió: “El Saiied Ahmad Al-Hasan es de la descendencia del Imam Al-Mahdî (a.s.) y no su hijo directo. El casamiento del Imam Al-Mahdi (a.s.) y que tiene descendencia es confirmado en el libro “La respuesta contundente a los que niegan la descendencia del Restaurador”. Solo que a veces se le llama hijo al hijo directo y otras veces se le llama hijo al descendiente en general”. (fin)
Con eso él mismo acabó con su asunto y se disolvió el hecho de aferrarse a la narración del testamento mencionada, aun suponiendo que sea correcta. Incluso su socio en la herejía Haidar Mushtit le reprendió por eso.
Además de todo esto, el sanad o cadena de transmisión de la narración no es rotunda según los fundamentos de los expertos en ÿarh y ta‘dîl (ciencia del rechazo y aprobación de la confiabilidad de los narradores de los hadices). El Sabio Al-Hurr Al-‘Amelî dijo a su respecto: “El sheij At-Tûsî narró en su libro Al-Gaibah hadices transmitidos por vías no shias” (Al-Iqâdz minal Haÿmah, p. 362). En las mismas figuran personas desconocidas que no están acreditadas como confiables por nuestros sabios, personas como: Alî Ibn Sinân Al-Mûsilî, Ahmad ibn Muhammad Al-Jalîl y Ÿa‘far ibn Ahmad Al-Basrî.

El embuste de argumentar mediante la narración de los doce hijos de la progenie del Mahdi (a.s.)

El timador argumenta con hadices que indicarían que después del Mahdî (a.s.) gobernarán doce Mahdis; pretende ser el hijo del Imam Al-Mahdi (a.s.) que gobernará después de él ¡pero que lo envió antes!
Yo digo: Es verdad que según lo que nos ha llegado de Ahlul Bait (a.s.), aquel que se encargará de sepultar al Imam Al-Mahdî (a.s.) será el Imam Al-Husain (a.s.), siendo él el primero que retornará de entre los Imames (a.s.) y que después del Husein gobernarán doce Mahdies de su progenie… tal vez sean de la progenie del Mahdi (a.s.).
Entre esos hadices tenemos los siguientes: el primero para quien se abrirá la tierra y retornará a este mundo es Al-Husain ibn ‘Alî. Ese “retorno” no será general, sino de personas en particular. No retornará sino aquel que tenga una fe completa o aquel tenga una consumada incredulidad (Mujtasar al-Basâir, p.24, en una cadena de transmisión sahih o muy confiable que llega al Imam As-Sâdiq).
Entre ellas: Se narró de Abû Basîr que dijo: Le dije al Imam As-Sâdiq Ÿa‘far ibn Muhammad (a.s.): “¡Oh hijo del Mensajero de Dios! Escuché de tu padre (a.s.) que dijo: Después del Restaurador habrá doce Mahdis… Me dijo: Dijo “doce mahdis” y no “doce Imames”, así pues no serán sino un grupo de nuestros shias que invitarán a la gente a nuestra potestad y a reconocer nuestro derecho” (Kamâl ad-Dîn, p.358, con una cadena de transmisión muazzaqah o confiable).
Dijo el Sheij Al-Mufid (r.a.): “Después del gobierno del Mahdi no habrá otro gobierno sino lo que se ha mencionado en las narraciones sobre su progenie, in sha’a Al·lah”. (Al-Irshâd, t.2, p.387). Ver también Al-Usul As-Sittah ‘Ashar, p.91; Kamâl Ad-Dîn, p.335; Mujtasar Al-Basâ’ir, pp. 38 y 158; Sharh Al-Ajbâr, t.3, p.332; t.4, p.87 y t.5, pp.240 y 475; As-Sirat Al-Mustaqîm, t.2, p.152.
Lo que inferimos de estas narraciones es que esos doce no serán Imames, sino de los shias o seguidores del Imam (a.s.), serán de la descendencia de Al-Husain (a.s.) aparentemente descendientes del Imam Al-Mahdî (a.s.). Algunos de nuestros sabios como el sheij Al-Mufîd, opinan que las narraciones que lo mencionan como “sus hijos” son hadices de un solo narrador (las cuales no brindan certeza a menos que otro indicio las confirme, ni contradigan un indicio confirmado) (Al-Irshâd, t.2, p.387).
El resultado es que: todos esos hadices indican textualmente que esos mahdis vendrán después del Mahdî (a.s.) y no antes. Pero este timador falsea y altera esos dichos sobre los descendientes del Mahdi (a.s.) y dice ser el primero de ellos ¡y que vino antes que el propio Imam (a.s.)!

3 comentarios:

  1. Muy oportuno y certero les recomiendo a todos nuestros hermanos musulmanes leerlo es muy importante estar enterado de estas cosas!Excelente artículo mil felicitaciones hermanos de ICCI AL GADIR por ser siempre tan consecuentes y brindarnos su "Luz" y conocimientos en estos asuntos tan delicados. Se les aprecia mucho y que Allah les recompense por su esfuerzo.

    ResponderEliminar
  2. en verdad ustedes dicen mentiras, prefiero ser pecador y prefiero seguir tomando alcohol y andando con mujeres antes de ser de sus shias y tal vez dios me de su misericordia, hay de ustedes hay de ustedes, por que él no ha mentido y ustedes han acomodado sus palabras a su favor, hay de ustedes.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar