viernes, 27 de septiembre de 2013

LOS SABIOS SHIAS (1)





Serie de clases sobre Shiísmo impartidas por Sumeia Younes
(Las clases fueron grabadas, transcritas y luego editadas por la autora para poder disponer de ellas en forma de texto)

Clase 29

En el Nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordiosísimo

LOS SABIOS SHIAS (1)

Introducción

Hasta cierto punto, toda religión o escuela de pensamiento debe su permanencia a los esfuerzos denodados de sus sabios. Esta particularidad podemos encontrarla sobre todo en la escuela Shî‘ah, ya que, como dijimos anteriormente, el método más importante que los Inmaculados Imames de Ahl-ul Bait (a.s.) usaron para preservar y difundir el Islam y la Sharî’ah del Profeta (s.a.w.), fue educar e instruir a sabios. Se observó mucho más claramente el importante papel de los sabios educados en la Escuela de Ahl-ul Bait (a.s.) cuando las circunstancias no hacían posible el contacto directo de los shias con los Imames Inmaculados (a.s.).

En épocas de la Ocultación Mayor, la respuesta a las cuestiones de los shias, y la defensa de los principios, valores y normas del Islam, también forman parte de las responsabilidades manifiestas de los sabios de la religión. Ahora, ¿quiénes fueron los más importantes sabios de la época de la Ocultación Mayor -desde el 329 H.L. hasta el presente-? ¿y qué obras dejaron tras sí? Resumidamente vamos a familiarizarnos con algunos de estos prominentes sabios de la Época de la Ocultación Mayor.

Algunos de los sabios shias en épocas de la Ocultación Mayor

Ziqatul Islam Muhammad ibn Ia‘qûb Al-Kuleinî

Falleció en el año 329 H.L.; o sea que falleció a comienzos de la Ocultación Mayor. Él fue el primero que extrajo las narraciones shias de los Usûl al-Arba‘mî’ah, y las organizó en capítulos del Fiqh o Jurisprudencia y de las I’tiqâdât o creencias. Su libro, que se llama Al-Kâfî, está dividido en tres partes: “Usûl (Principios), Furû‘ (Ramas) y Raudah (que si bien significa “jardín” trata sobre temas variados). El libro Al-Kâfî contiene en total 16.199 hadices. Éste es el más confiable y famoso libro de hadices conocido en el mundo del Shiísmo.
De entre las peculiaridades del libro Al-Kâfî está que en el mismo se han registrado los hadices mencionándose la cadena de transmisión o sanad de los mismos.
Por supuesto, debe tenerse en cuenta que no todos los shuiûj o cadena de maestros bajo cuya autoridad narra Al-Kuleinî fueron de entre las personas acreditadas, sino que entre ellos hay personas débiles y también desconocidas. Por lo tanto, debe hacerse el análisis pertinente a los hadices registrados en Al-Kâfî, y no solo porque se haya registrado un hadîz en este libro se puede juzgar que éste sea correcto, sino que se debe valorar y analizar la cadena de transmisión y el contenido o sentido expresivo del mismo.
Por otra parte, el Sheij Al-Kuleinî también escribió un libro en el ámbito del Riÿâl -que es la ciencia que estudia a los integrantes de las cadenas de transmisión de las narraciones en cuanto a su confiabilidad- y otro libro respecto a los Qarâmitah o Qaramtíes.

Sheij As-Sadûq

Abu Ÿa‘far Muhammad ibn ‘Alî ibn Husein ibn Mûsâ ibn Bâbwaih Al-Qommî, conocido como “Sheij As-Sadûq”, es un gran muhaddiz o transmisor de hadices y faqîh o jurisprudente de la Shî‘ah Imâmîiah. Nació en la ciudad de Qom después del año 305 H.L. Sus obras escritas -alrededor de unas 300- abarcan diferentes áreas como el Kalâm o Teología, el Hadîz, y el Fiqh o Jurisprudencia. Su arraigue al Hadîz es el distintivo general de todas las obras de As-Sadûq. Él escribió el libro Ibtâl al-Gulûw wa at-Taqsîr (La Invalidación del Exceso y la Desidia) en refutación de la gente del Gulûw y a quienes son negligentes con relación a los Imames (a.s.); también el libro Kamâl ad-Dîn (La Perfección de la Religión), para explicar la doctrina del Mahdiísmo desde el punto de vista de los Imamíes, y el libro At-Tawhîd (Monoteísmo) para refutar las acusaciones de los opositores respecto a la opinión sobre el Tashbîh (asimilar atributos humanos a Dios) y el Ÿabr (fatalismo).
Entre las importantes actividades de Ibn Bâbwaih en cuanto al Kalâm o teología Imamita está la compilación de algunas obras en forma de un tratado doctrinal, y su Risâlah al-I‘tiqâdât es un ejemplo de las mismas.
En el área de la Jurisprudencia también él se apoyaba en el Hadîz, y no solo no consideraba permitido el Qiâs (o analogía) sino que tampoco consideraba permitido el Istijrâÿ y el Istinbât, esto es, la deducción de las normas. Si bien se oponía al Qiâs y al Iÿtihâd, su Fiqh no era ta‘abbodî o de una mera observancia devocional, sino ta‘lilî o fundamentado. Basándose en los hadices, él sostenía que la mayoría de las normas de la Sharî’ah están supeditadas a la conveniencia de los siervos, y esta manera de pensar la planteó en forma explayada en el libro ‘Ilal ash-Sharâ’i‘ (Las razones de las normas de la Sharî‘ah), y asimismo en el libro Man lâ iahduruh al-Faqîh (Quien no tiene en su presencia a un Faqîh) en el cual le ha brindado mucha atención a esto.
Él escuchó muchísimos hadices de los Mashâiej o maestros bajo cuya autoridad se transmiten los hadices. La mayoría de las obras sobre hadices del Sheij As-Sadûq son una mezcla de hadices shias con hadices selectos de Ahl-us Sunnah.
Otras de sus obras impresas son: Al-Amâlî, At-Tauhîd, Zawâb al-A‘mâl wa ‘Iqâb al-A‘mâl, Al-Jisâl, ‘Uiûn Ajbâr ar-Ridâ (a.s.), Ma‘ânî al-Ajbâr, Al-Muqna‘ y Al-Hidâiah.
Él falleció en el año 381 H.L. y se encuentra sepultado en la ciudad de Rey (Irán).

Sheij Al-Mufîd

Muhammad ibn Muhammad ibn Nu‘mân Al-‘Ukbarî, conocido como Ibn Al-Mu‘al·lim y más como Sheij Al-Mufîd, se cuenta entre los grandes sabios de la Shi‘ah. Nació en el año 336 H.L. en ‘Ukbarâ, de las dependencias de Bagdad. Su método en el Fiqh era una vía intermedia entre el método del Sheij As-Sadûq de la mera consideración de los hadices y el analógico de Ibn Al-Ÿuneid. El Sheij Al-Mufîd allanó un tercer camino en la Jurisprudencia o Fiqh mediante el planteo de un Fiqh cimentado en la propensión al hadîz y dejando de lado el método jurisprudencial, basado en la opinión personal y el Qiâs.
En este método iÿtihâdî, el Sheij logró aunar narraciones aparentemente contrapuestas, y se abstuvo de hacer uso de narraciones de transmisión única (o jabar wâhid) carentes de indicios de rectitud, y por medio de agrupar una serie de Principios de la Jurisprudencia, en la práctica fundó un nuevo Fiqh. Él dejó tras sí alrededor de doscientas obras en los terrenos del Kalâm o Teología, del Fiqh, del Usûl o Principios de Jurisprudencia, de la Historia, del Tafsîr o Exégesis Coránica, de la Literatura, etc. En el área del Fiqh, el Sheij Al-Mufîd, fundó una nueva corriente, y sus alumnos, el Seîied Al-Murtadâ y el Sheij At-Tûsî continuaron su mismo camino. Él le otorgó una elevada posición al intelecto en el método de realizar el iÿtihâd, y lo consideraba como uno de los medios para llegar a conocer los conceptos del Corán y de la Tradición del Profeta (s.a.w).
Al igual que el resto de sus obras, los escritos sobre Historia del Sheij Al-Mufîd también, tienen un tinte teológico y doctrinal. Dos de sus libros que tienen un aspecto histórico son: Al-Ÿamal, y Al-Irshâd. En el libro Al- Ÿamal, explica y analiza la Batalla del Camello, y se propone defender el accionar de ‘Alî (a.s.) y corroborar su legitimidad en esta batalla. Y en el libro Al-Irshâd también, que es de entre los más completos e importantes escritos de la Shî‘ah respecto a la biografía de los Imames de Ahl-ul Bait, explica la vida de los Imames (a.s.).
Entre otras de las obras del Sheij Al-Mufîd -que suman unas 200- se puede mencionar a: Al-Muqni‘ah, Al-Amâlî, Awâ’il al-Maqâlât, Tas·hîh al-I‘tiqâd wa al-Ifsâh fil Imâmah.

Seîied Al-Murtadâ

El Seîied Al-Murtadâ, ‘Alî ibn Husein, nació en el año 355 H.L. en Bagdad. Él es uno de los grandes sabios de la Shî‘ah y fue alumno del Sheij Al-Mufîd. Gozaba de una situación social elevada, y desde el punto de vista académico era objeto de atención por parte del mundo islámico.
Se han mencionado ochenta obras académicas del Seîied Al-Murtadâ. Ejemplos de ellas son Al-Intisâr, sobre Jurisprudencia comparada; An-Nâsiriât, sobre Jurisprudencia; Ash-Shâfî, sobre el Imamato, que escribió en refutación del libro Al-Mugnî del Qâdî ‘Abdul Yabbâr-; Tanzîh al-Anbiâ’; Al-Gurar wa ad-Durar (Al-Amâlî lil Murtadâ); Adh-Dharî‘ah, sobre Principios de la Jurisprudencia; Ad-Diwân, y una serie de tratados que escribió en respuesta a las preguntas de la gente de las ciudades.
Falleció en el año 413 H.L. en Bagdad y fue enterrado en su casa, pero luego su cuerpo fue trasladado a las vecindades del Señor de los Mártires, el Imam Al-Husein (a.s.).

Sheij At-Tûsî

Abû Ÿa‘far Muhammad ibn Hasan ibn ‘Alî At-Tûsî, nació en el año 385 H.L. en Tûs (Irán), y tras completar sus estudios preliminares (muqaddamât) de las ciencias islámicas se dirigió a Irak en el año 408 H.L., donde fue alumno del Sheij Al-Mufîd y del Seîied Al-Murtadâ. La importancia de los libros del Sheij At-Tûsî y de otros libros que fueron redactados en esa época estriba en que en estos libros fueron transcriptos los extractos de antiguos libros que hoy en día ya no existen. Entre los libros del Sheij At-Tûsî podemos nombrar los siguientes: At-Tahdhîb; Al-Istibsâr (que incluso son de entre los cuatro libros principales de la Shî‘ah) y Al-Amâlî -estos tres libros son respecto al Hadîz-; At-Tibiân, sobre Tafsîr o Exégesis coránica; Tamhîd al-Usûl y ‘Uddat al-Usûl, sobre Principios de Jurisprudencia; Al-Jilâf, sobre Jurisprudencia comparada; Al-Gaibah, sobre la Ocultación del Imam de la Época (a.ÿ.); Al-Mabsût, sobre Jurisprudencia; Mish al-Mutahaÿÿid, respecto a la súplica; An-Nihâiah, sobre Jurisprudencia y dictámenes religiosos; Al-Fehrest, que presenta a los libros y obras literarias de la Shî‘ah; y Ar-Riÿâl, que es uno de los libros básicos en el tema de la Ciencia de Riÿâl y que también es llamado Al-Abuâb. El Sheij At-Tûsî falleció en 460 H.L.
Desde el punto de vista académico, el Sheij At-Tûsî es uno de los sabios selectos de la Shî‘ah Imâmîiah. Su dominio científico era de tal nivel que por muchos años sus opiniones se consideraron incuestionables y suficientes. Esto continuó hasta la época de Ibn Idrîs (f. 598 H.L.), quien transformó profundamente el Fiqh Shî‘ah.

Tras la invasión a Bagdad de Togrul Beg -primer sultán de la dinastía selyúcida- en el año 448 H.L. en que fueron quemados su establecimiento educativo y biblioteca, emigró a Nayaf donde fundó la Hauzah de Nayaf, la cual, desde ese entonces pasó a ser -hasta no hace mucho- el centro del Shiísmo en el mundo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada