lunes, 29 de noviembre de 2010

DIARIO DE UN PEREGRINO / Parte 8

Por Sumeia Younes

La Festividad de Gadîr (‘Îd Al-Gadîr):    

            Llegó el 18 de Dhûl Hiyyah, y los corazones de los amigos de ‘Alî (P) que nos encontrábamos en Medina, rebosaban de entusiasmo. Participaríamos de tal festividad allí mismo, a unos pocos kilómetros de Gadîr Jumm, aquel mismo lugar donde acaeció la designación de ‘Alî como líder de los musulmanes por parte del Profeta (BP). Gadîr Jumm… allí donde aquel día el Profeta fue ordenado por Dios anunciar aquel importantísimo mensaje que equiparaba a todo el Mensaje del Profeta cuando le ordenó: “¡Oh Mensajero! Proclama lo que te fue revelado por tu Señor, porque si no lo hicieras, no habrás comunicado Su Mensaje…” (Al-Mâ’idah; 5:67).

martes, 23 de noviembre de 2010

DIARIO DE UN PEREGRINO / Parte 7



 Por Sumeia Younes

Pasamos los días tra­tando de visitar la ma­yor parte del tiempo el Ha­ram del Profeta, go­zando tanto del esplendor espiri­tual como de la be­lleza arquitectónica que nos ro­deaba. Me llamaron mu­cho la aten­ción algu­nos de los techos que cu­brían parte de la Mez­quita, una espe­cie de tol­dos plega­bles cuya base la confor­man co­lumnas cu­bier­tas de mármol blanco que cuentan con un sistema por medio del cual se abren y cierran automáticamente. 

lunes, 22 de noviembre de 2010

DIARIO DE UN PEREGRINO / Parte 6


Por Sumeia Younes

Nos encaminamos presurosos hacia el Baqî’ para, junto al resto de los amigos y visitantes de Ahl-ul Bait (P), estar cerca de nuestros líderes inmaculados (P). Los paredones de cemento macizo, las rejas de hierro, las puertas generalmente cerradas y los guardias que lo custodian permanentemente, hacen parecer a este lugar a una cárcel que no trae nada a nuestra imaginación, excepto dolor y tristeza...

Hadices sobre la visita al Profeta (s.a.w.) en Medina




Traducción: Feisal Morhell

عن عليّ بن موسى الرّضا، عن آبائه، عن أمير المؤمنين، عليهم السلام، أنّه قال: أربعة من قصور الجنّة في الدنيا: المسجد الحرام، و مسجد الرّسول، و مسجد بيت المقدّس و مسجد الكوفة.

Se narró del Imam ‘Alî Ibn Mûsâ Ar-Ridâ (P), de sus ascendientes, de Amîr Al-Mu’minîn (P) que dijo: “Cuatro de los palacios del paraíso se encuentran en este mundo: Masyid-ul Harâm, la Mezquita del Profeta (BP), la Mezquita de Jerusalén, y la Mezquita de Kûfah”[1].

viernes, 19 de noviembre de 2010

DIARIO DE UN PEREGRINO / Parte 5




Dijo el Enviado de Dios (BP):

Quien realice la Peregrinación a la Casa de Dios y no me visite, en verdad que me habrá desdeñado

Nos dirigimos a la ciudad del Profeta, a unos 500 km de La Meca, recordando aquel 27 de Safar en que el Enviado de Dios -las bendiciones y la paz de Dios sean con él y su descendencia- emigró de La Meca hacia Iazrib, llegando allí el 12 de Rabî’ul Awwal, hecho histórico que originó el más importante móvil para la conformación y transformación de Iazrib a Madînat-un Nabî: la ciudad del Profeta. Aquel día en que el Mensajero de Dios (BP) emigró hacia Iazrib, todos los incrédulos de La Meca se habían confabulado para verter su bendita sangre, en cambio nosotros lo hacíamos con completa seguridad, sin temor a persecución alguna. Podía corporizar en mi mente aquella telaraña que, ordenada por Dios, impidió que los incrédulos dieran con el Profeta, quien se encontraba protegido por ella, en la cueva de Zaur.

viernes, 12 de noviembre de 2010

El legado de Abraham –la paz sea con él-


Por: Sumeia Younes

             «Sin duda que la primera Casa Sagrada erigida para el género humano es la de Bakka (La Meca), donde reside la bendición, y es guía de la humanidad» (Corán; 3:96)

Se transmitió del Imam As-Sâdiq (P), que cuando le preguntaron respecto a por qué la Casa de Allah fue llamada Al-Bait-ul ‘Atîq, respondió: “Porque es una Casa libre, liberada de la gente, y nadie es su propietario (y porque es la primera casa sagrada que fue dispuesta para la gente sobre la Tierra)”.
[‘Ilal-ush Sharâ’i‘, p. 398]
        

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Hadices sobre la Peregrinación a La Meca

Traducción: Feisal Morhell



Narró Zainab bint ‘Alî (P), que su madre Fâtimah Az-Zahra’ (P) dijo en una de sus disertaciones: “Allah dispuso la fe para la purificación de vuestros corazones de la vileza del politeísmo, el rezo para repeler la soberbia, el diezmo para la purificación de vuestras almas y el incremento de vuestras gracias, el ayuno para consolidar la sinceridad, la peregrinación para exaltar la religión, la justicia para armonizar los corazones, la obediencia a nosotros (Ahl-ul Bait) para preservar el orden de la comunidad, nuestro Imamato para salvaguardar de la diversificación y la desunión ...”[1].

jueves, 4 de noviembre de 2010

DIARIO DE UN PEREGRINO / Parte 4



Por Sumeia Younes
(escrito en 1998)


En Minâ:

Tras reunir alrededor de cien piedrecillas, nos dirigimos a Minâ, donde debíamos hacer el Rami. Cabe hacer notar que los hombres debían permanecer en Mash‘ar-ul Harâm toda la noche, hasta el amanecer del día del ‘Îd, pero las mujeres, ancianos, niños y jefes de caravana que los acompañan, están exentos de permanecer allí, pudiendo hacer el rami a los yamarât durante la noche, momento en que hay menos congestión de gente.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

DIARIO DE UN PEREGRINO / Parte 3



Por Sumeia Younes
(escrito en 1998)


Comienzan los actos del Hayy Tamattu’:

Tras realizar la ‘Umrah, debíamos permanecer en La Meca hasta el día 8 de Dhûl Hiyyah (taruiah), cuando comenzarían los actos del Hayy, puesto que el Hayy tiene un mes determinado, días estipulados, horas específicas y ciertos movimientos particulares. Incluso todos deben recorrer los mismos caminos: «Luego, descended también vosotros por donde descienden los demás» (Corán; 2: 199). Los actos de la ‘Umrah Tamattu‘ se realizan en cualquier momento que uno llega a La Meca, puesto que tienen un tiempo amplio, pero los actos del Hayy Tamattu‘ debemos realizarlos todos juntos. La ‘Umrah es una especie de introducción, de ejercicio y práctica, y un estado de espera, aguardar la llegada de todos, de cada grupo, para comenzar los actos del Hayy.

martes, 2 de noviembre de 2010

DIARIO DE UN PEREGRINO / Parte 2

Por Sumeia Younes (año 1998)
  
Continuamos caminando hasta que llegamos al patio que la rodea, y vimos a cientos de peregrinos que la circunvalaban, por lo que me di cuenta de que no nos resultaría tan fácil hacerlo. Nos acercamos lo más que pudimos, hasta que divisamos Maqâm Ibrâhîm (el sitial del Profeta Abraham)[i]...