domingo, 12 de septiembre de 2010

La Ética del Imam Al-Bâqir (a.s.)


Extraído de: 
Las Virtudes Morales del Profeta del Islam (s.a.w.)
y de la Gente de su Casa (a.s.)

 Bâqer Sharîf Al-Qurashî

Traducido del árabe por:
Feisal Morhell

El Imam Abû Ÿa‘far Muhammad Al-Bâqir (a.s.) se contó entre los pilares de la fe y la piedad en el Islam, habiéndose destacado en el terreno de las ciencias, por sus dotes y genialidad, como la más eminente personalidad académica. Los historiadores son unánimes en el hecho de que él era un faro del conocimiento y un ideal de la elevada moral y la ética. Los musulmanes dan fe de lo abundante de su saber, su eminente liderazgo en la jurisprudencia, los asuntos religiosos y las normas de la Sharî‘ah, y se nutrieron de su consumado conocimiento, aceptaron su liderazgo académico, y reconocieron su superioridad sobre todos los sabios de su época.
Antes de hablar sobre sus elevadas cualidades morales expondremos algo de lo que se narró de él para incentivar a los musulmanes a investirse de los más bellos atributos y advertirles de las malas actitudes.

domingo, 5 de septiembre de 2010

LAS PROVISIONES DEL VIAJERO ESPIRITUAL


Por el gran sabio y místico

Faid Al-Kashânî 

(Quddisa sirruh)

Traducido del persa por: Sumeia Younes


En el Nombre de Dios,
el Compasivo, el Misericordioso.
Alabado sea Al·lâh y que la paz sea con Sus siervos elegidos.[1]
Éste es un Tratado titulado “Las Provisiones del Viajero Espiritual”, escrito en respuesta a una pregunta de un hermano religioso que había consultado respecto a la manera de atravesar el sendero de la verdad.
Sabe, “aîiadaka al·lâhu birûhen minhu” -que Al·lâh te afiance con un espíritu de Su parte-, que así como el viaje aparente posee un punto de partida, un final, una distancia y un camino (que recorrer), provisiones, montura, compañeros de viaje y un guía, asimismo el viaje espiritual, que es el viaje del espíritu hacia Dios Glorificado y Altísimo, posee todo ello.

El rol de la mujer en la familia y en la sociedad desde el punto de vista del Islam



Por: Sumeia Younes
“Con una mano la mujer mueve la cuna, y con la otra, la rueda de la historia de la humanidad”.

Introducción

La vida de cada grupo de seres vivos tiene un sentido particular, que se interpreta teniendo en cuenta la razón de su creación. Al crear a las plantas, Dios tenía ciertos objetivos diferentes a los que se propuso al crear a los animales. Por lo tanto, el sentido de la vida y la actividad vegetal es diferente al sentido de la vida y dinamismo de los animales. Por otra parte, la creación del ser humano es de una índole diferente y más completa que la del resto de los seres vivos, tanto desde el punto de vista extrínseco como del intrínseco, y del físico como metafísico. 

El Islam Shi'ah


Extraído de: El Islam Shî'ah, Orígenes, Doctrina y Prácticas
Muhammad Ali Shomali
Traducción: Sumeia Younes
Capítulo I

Los Orígenes del Shiísmo:


El significado del término Shî‘ah:

Generalmente, los idiomas poseen ciertos términos que tienen dos tipos de significados: el etimológico o primario, y el terminológico o secundario. Por ejemplo, el vocablo salât” en árabe, originalmente solo significaba “súplica, du‘â’”. Sin embargo, más tarde éste adquirió otro significado, esto es, un tipo específico de adoración o rezo dentro del Islam.

La Ética de Fátima Az-Zahrâ’ (a.s.)

 Extraído del libro: "Elevadas virtudes morales del Profeta Muhammad (s.a.w.)"
Autor: Bâqer Sharîf Alî
Traducido del árabe por: Feisal Morhell
Asamblea Mundial de Ahl-ul Bait (a.s.)
En cuanto a la Señora de las Mujeres del Universo, ella “es parte del Mensajero de Dios (s.a.w.)”, por cuya satisfacción Dios está satisfecho y por cuyo enfado Dios se enfada, tal como fue narrado en forma mutawâtir [1] en los textos transmitidos de su padre.[2] Ella es quien se asemejó a su padre en sus nobles características y sus elevadas virtudes morales, habiendo heredado de él su personalidad y mentalidad. La siguiente es una resumida imagen de su elevada moral y de las sublimes características con las que se distinguía

viernes, 3 de septiembre de 2010

La Ética del Profeta Muhammad (s.a.w.)

Extraído del libro: "Elevadas virtudes morales del Profeta Muhammad (s.a.w.)"
Autor: Bâqer Sharîf Al-Qurashî
Traducido del árabe por: Feisal Morhell
Asamblea Mundial de Ahl-ul Bait (a.s.)


N
os encontramos ante los perfumados hálitos de la ética del Profeta (s.a.w.) que iluminan los corazones, purifican los sentimientos y colman las almas de satisfacción y sosiego. Es la luz cuyas ondas son irradiadas desde ese sol naciente para iluminar luego los espacios del cosmos, portando una imagen brillante de una vida basada en la virtud y la elevación del ser, un sano pensamiento, y la felicidad humana. Antes de hablar sobre la misma mencionaremos algunos hadices del Profeta (s.a.w.) en los que incentiva a investirse de las más elevadas virtudes y los atributos encomiables.

jueves, 2 de septiembre de 2010

La determinación del comienzo del mes de Ramadán


Por el Sheij Feisal Morhell

Las ciencias se diferencian en base a los temas que comprenden. Es posible basarse en realidades científicas evidentes e incuestionables como premisas de una argumentación, pero no serán las que marquen forzosamente las pautas a seguir en una materia de carácter formativo ni se referirán a aéreas que no son de su incumbencia. La geografía puede indicar límites naturales para las diferentes regiones, pero las divisiones políticas no necesariamente están acordes con ello.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Los atributos sobresalientes



Extraído de "Un Ramo de Flores del Jardín de las Tradiciones del Profeta y Ahlul Bait (p)"
Traducción: Sheij Feisal Morhell 

 

68 ـ قالَ رَسُولُ اللهِ(ص):
اَلا اُ نْبِّئُكُمْ بِالْمُؤْمِنِ؟ مَنِ ائْتَمَنَهُ الْمُؤْمِنُونَ عَلى أَنْفُسِهِمْ وَأَ مْوالِهِمْ، ألا اُ نَبِّئُكُمْ بِالْمُسْلِمِ؟ مَنْ سَلِمَ الْمُسْلِمُونَ مِنْ لِسانِه وَيَدِه... والْمُؤْمِنُ حَرامٌ عَلَى الْمؤْمِنِ أَنْ يَظْلِمَهُ أَوْ يَخْذُلَهُ أَوْ يَغْتابَهُ أَوْ يَدْفَعَهُ دَفْعَةً.
الكافي / 2 / 235
68- Dijo el Mensajero de Dios (BP):
¿Acaso os informaré quién es el creyente (verdadero)? Es a quien los creyentes confían sus vidas y propiedades. ¿Acaso os informaré quién es el musulmán? Es aquel de quien los musulmanes están a salvo de su lengua y de su mano… y está prohibido que un creyente oprima a otro creyente, o le humille, hable a sus espaldas, o le rechace súbitamente.
Al-Kâfî, t.2, p.235.

69 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
لا يَنْبَغي لِلْمُؤْمِنِ أَنْ يَجْلِسَ مَجْلِساً يُعْصَى اللهُ فِيهِ وَلا يَقْدِرُ عَلى تَغْييرِهِ.
                      الكافي / 2 / 374
69- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
El creyente no debe estar en una reunión en la que se desobedece a Dios, en tanto no pueda cambiar esa situación.
Al-Kâfî, t.2, p.374.
70 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
مَنْ صَدَقَ لِسانُهُ زَكى عَمَلُهُ، وَمَنْ حَسُنَتْ نِيَّتُهُ زادَ اللهُ في رِزْقِهِ وَمَنْ حَسُنَ بِرُّهُ بِأَ هْلِهِ زادَ اللهُ في عُمْرِهِ.
الخصال / 1 / 88
70- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
Aquel cuya lengua es veraz sus acciones serán puras; a aquel cuya intención es buena Dios le incrementa su sustento; y a aquel cuya benevolencia con los miembros de su familia sea en buena forma, Dios le prolongará su vida.
Al-Jisâl, t.1, p.88.

71 ـ قالَ الاِْمامُ اَميرُ الْمُؤمِنينَ عَلِيٌّ (ع) :
جاءَ رَجُلٌ اِلَى النَّبِيِّ صَلّى اللهُ عَلَيْهِ وَآلِهِ فَقالَ: عَلِّمْني عَمَلاً يفحِبُّني اللهُ تَعالى عَلَيْهِ وَيُحِبُّني الْمَخولُوقُونَ وَيُثرِي الله مالي وَيُصِحُّ بَدني وَيُطيلُ عُمْري وَيَحْشُرُني مَعَك، قَالَ: هذِهِ سِتُّ خِصال تَحتاجُ اِلى سِتَّ خِصال: اِذا أَرَدْتَ أَنْ يُحِبَّك اللهُ فَخِفْهُ وَاِتَّقِهِ، واِذا أَرَدْتَ أو، يُحِبَّكَ الْمَخْلُوقُونَ فَاَحْسِنْ اِلَيْهِمْ وَاِرْفِضْ ما في أيْدِيهِمْ، واِذا أرَدَتْ أَنْ يُثْرِيَ اللهُ مالَكَ فَزَكِّهِ، واِذا أَرَدْتَ أَنْ يُصِحَّ اللهُ بَدَنَكَ فَأَكْثِر مِنَ الضَّدَقَةِ، وَاِذا أَرَدْتَ أَنْ يُطيلَ اللهُ عُمْرُكَ فَصِلْ ذَوي أَرْحامِكَ، وَاِذا أَرَدْتَ أن يَحْشُرَك اللهُ مَعي فَاَطِلِ السُّجُودَ بَيْنَ يَديِ اللهِ الْواحِدِ القَهّارِ.
سفينة البحار / 1 / 599
71- Dijo el Imam Amîr Al-Mu’minîn ‘Alî (P):
Se presentó un hombre ante el Profeta, que las bendi­ciones y la paz sean sobre él y su familia, y dijo: “¡Enséñame una acción por la cual Dios me estime y me estimen las cria­turas, por la que Dios multiplique mis bienes, mantenga salu­dable mi cuerpo, prolongue mi vida y me resucite junto a ti.” Respondió: “Esas seis cosas necesitan de seis virtudes: Si de­seas que Dios te estime témele y sé piadoso; si quieres que te aprecien las criaturas sé benévolo con ellas y aléjate de lo que las mismas poseen; si deseas que Dios multiplique tus bienes da el zakât de los mismos; si quieres que Dios man­tenga saludable tu cuerpo da mucha limosna; si deseas que Dios prolongue tu vida ten buena relación con tus parientes y fortalece los lazos con ellos; y si quieres que Dios te resucite conmigo prolonga tu prosternación ante Dios, el Único, el Subyugador.”
Safînat Al-Bihâr, t.1, p.599.

72 ـ عَنِ الْحارِثِ بْنِ الدِّلْهاثِ مَوْلَى الرِّضا (ع) قَالَ سَمِعْتُ أَبَا الْحَسَنِ (ع) يَقُولُ لا يَكُونُ الْمُؤْمِنُ مُؤْمِناً حَتّى يَكُونِ فِيهِ ثَلاثُ خِصال: سُنّةٌ مِنْ رَبِّهِ، وَسُنّةٌ مِنْ نَبيِّه،، وسُنَّةٌ من وَلِيِّهِ، فَالسُّنَّةُ مِنْ رَبِّهِ: كِتْمانُ سِرِّهِ  قَالَ اللهُ عَزَّ وَجَلَّ (عالِمُ الْغَيْبِ فَلا يُظْهِرُ عَلى غَيْبِهِ اَحَداً اِلاّ مَنْ ارْتَضَى مِنْ رَسُول)([1]) وَاَمَّا السُّنَّةُ مِنْ نَبِيّثهِ: فَمُداراةُ النّاسِ فَاِنَّ اللهَ عَزَّ وَجَلَّ اَمَرَ نَبِيَّهُ بِمُداراةِ النّاس فَقالَ: (خُذِ الْعَفْوَ وَأْمُرِ بِالْعُرْفِ وَأعْرِضْ عَنْ الجاهِلينَ)([2]) وَاَمَّا السُّنَّةُ مِنْ وَلِيِّهِ: فَالصَّبْرُ في الْبَأساءِ وَالضَّراءِ فَاِنَّ اللهَ عَزَّ وَجَلَّ يَقُولُ (وَالصّابِرِينَ في الْبَأساءِ وَالْضَرّاءِ)([3]).
عيون أخبار الرضا / 1 / 256
72- Narró Al-Hâriz Ibn Ad-Dilhâz, el sirviente del Imam Ar-Ridâ (P): Escuché a Abûl Hasan (el Imam ‘Alî Ar-Ridâ, con él sea la paz) decir: “El creyente no es tal hasta que se reúnan en su persona tres virtudes: una tradición de su Señor, una tradición de su Profeta (BP), y una tradición de su Walî. En cuanto a la tradición de su Señor es guardar su se­creto, puesto que dijo Dios, Imponente y Majestuoso: «Es el Conocedor de lo oculto y no revela lo que tiene oculto, sino a un mensajero de quien se haya complacido»[4]. En cuanto a la tradición de su Profeta, consiste en ser cordial con la gente, puesto que Dios Imponente y Majestuoso, ordenó a Su Profeta ser cordial con la gente: «Acepta la excusa, en­comienda el bien y apártate de los ignorantes»[5]. En cuanto a la tradición de su Walî, consiste en tener paciencia ante el infortunio y la adversidad, puesto que Dios, Impo­nente y Majestuoso, dice: «…y los que son pacientes en el infortunio y en la adversidad».[6]
‘Uiûn Ajbâr Ar-Ridâ, t.1, p.256.

73 ـ قالَ الاِْمامُ الجَوادُ (ع):
أَلْمُؤْمِنُ يَحْتَاجُ اِلى ثَلاثِ خِصال: تَوْفِيقٌ مِنَ اللهِ، وَواعِظٌ مِنْ نَفْسِهِ، وَقَبُولٌ مِمَّنْ يَنْصَحُهُ.
منتهى الامال/ 2 / 554
73- Dijo el Imam Al-Yawâd (P):
El creyente necesita de tres virtudes: el éxito de parte de Dios, ser amonestador de sí mismo, y aceptar el (buen) consejo de quien se lo da.
Muntahâ Al-Amâl, t.2, p.554.

74 ـ قِيلَ لَعَلِيِّ بْنِ الْحُسَيْنِ (ع) كَيْفَ أَصْبَحْتَ يَابْنَ رَسُولِ اللهِ؟ قَالَ: أَصْبَحْتُ مَطْلُوباً بِثَمانِ خِصال: أَللهُ تَعالى يَطْلُبُني بِالْفَرائِضِ، وَالنَّبِيُّ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَآلهِ بِالسُّنَّةِ وَالْعِيالُ بِالْقُوتِ، وَالنَّفْسُ بِالْشَّهْوَةِ، وَالشَّيْطَانُ بِالْمَعْصِيَةِ وَالْحَالِظانِ بِصِدْقِ الْعَمَلِ، وَمَلَكُ الْمَوْتِ بِالرُّوحِ، وَالْقَبْرُ بِالْجَسَدِ، فَاَنا بَيْنَ هذِهِ الْخِصالِ مَطْلُوبٌ.
بحار الانوار / 76 / 15
74- Se le dijo a ‘Alî Ibn Al-Husain (P): “¿Cómo ama­neciste, ¡oh hijo del Mensajero de Dios!?”. Respondió: “Ama­necí en tanto que se me han requerido ocho peculiaridades: Dios, Exaltado sea, me ha requerido llevar a cabo los pre­ceptos; el Profeta (BP) me ha requerido actuar según la tradi­ción (por él legada); la familia me ha requerido el sustento dia­rio; el alma me ha requerido satisfacer las pasiones mundana­les; Satanás me ha requerido que caiga en la desobediencia; los dos ángeles custodios me han requerido actuar con sinceri­dad; el ángel de la muerte me ha requerido mi espíritu; y la tumba me ha requerido mi cuerpo. Es así que me encuentro requerido entre estas cuestiones.”
Bihâr Al-Anwâr, t.76, p.15.

75 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
اِنَّ الْمُؤْمِنَ مَنْ يَخافُهُ كُلُّ شَيء وَذلِكَ أَ نَّهُ عَزيزٌ في دينِ اللهِ ولا يَخافُ مِنْ شَىْء وَهُوَ عَلامَةُ كُلِّ مُؤْمِن.
بحار الانوار / 67 / 305
75- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
El creyente es aquel a quien todas las cosas temen, y ello porque él es apreciado en la religión de Dios, y no teme a nada, y ello es una característica de todo creyente.
Bihâr Al-Anwâr, t.67, p.305.





[4] Sura Al-Yinn; 72: 26-27.
[5] Sura Al-A‘râf; 7: 199.
[6] Sura Al-Baqarah; 2: 177.

Ahlul Bait (P) y el amor a Ahlul Bait (P)




Extraído de "Un Ramo de Flores del Jardín de las Tradiciones del Profeta y Ahlul Bait (p)"
Traducción: Sheij Feisal Morhell  
58 ـ قالَ رَسُولُ اللهِ(ص):
مَثَلُ أَهْلِ بَيْتي في اُ مَّتي مَثَلُ سَفِينَةِ نُوح مَنْ رَكِبَها نَجا وَمَنْ رَغِبَ عَنْها هَلَك...
بحار الانوار / 27 / 113
58- Dijo el Mensajero de Dios (P):
El ejemplo de la Gente de mi Casa en mi comunidad es como el del Arca de Noé (P): quien se embarca en ella se salva, y quien la rechaza es aniquilado…
Bihâr Al-Anwâr, t.27, p.113.


59 ـ قالَ الاِْمامُ الْباقِرُ (ع) :
اِنَّ حَديثَنَا يُحْيي الْقُلُوبَ.
بحار الانوار / 2/144
59- Dijo el Imam Al-Bâqir (P):
Ciertamente que nuestras palabras reviven los corazo­nes.
Bihâr Al-Anwâr, t.2, p.144.

60 ـ قالَ رَسُولُ اللهِ(ص):
زَ يِّنُوا مَجالِسَكُمْ بِذِكْرِ عَلِيِّ بْنِ أَبي طالِب.
بحار الانوار / 38 / 199
60- Dijo el Mensajero de Dios (BP):
Ornamentad vuestras reuniones mediante el recuerdo de ‘Alî Ibn Abî Tâlib (P).
Bihâr Al-Anwâr, t.38, p.199.

61 ـ في اِكْملِ الدّينِ في حَديث عَنْ جابِرِ الْجُعْفي عَنْ جابِرِ بْنِ عَبْدِ اللهِ الانْصارِيّ قَالَ: قُلْتُ: يا رَسُولَ اللهِ عَرَفْنا اللهَ وَرَسُولَهُ، فَمَنْ أُولُوا الامْرِ الَّذينِ قَرَنَ اللهُ طاعَتَهُمْ بِطاعَتِكَ؟
فَقالَ (ص) هُمْ خُلَفائي يا جابِرُ، وَأَئِمَّةُ الْمُسْلِمينَ مِنْ بَعْدي أَ وَّ لُهُمْ عَليُّ بْنُ أبي طالِب، ثُمَّ الْحَسَنُ وَالْحُسَينُ، ثُمَّ عَلِيُّ بْنُ الْحُسَيْنِ، ثُمَّ مُحَمَّدُ بْنُ عَلِيٍّ الْمَعْرُوفُ في التَّوْراةِ بِالْباقِرِ، وسَتُدْرِكُهُ يا جابِرُ، فَاِذا لَقَيْتَهُ فَاقْرَأْهُ مِنِّي السَّلامَ، ثُمَّ الصّادِقُ جَعْفَرُ بْنُ مُحَمَّدُ، ثُمَّ مُوسَى بْنُ جَعْفَر، ثُمَّ عَلِيُّ بْنُ مُوسى، ثُمَّ مُحَمَّدُ بْنُ عَلِيٍّ، ثُمَّ عَليُّ بْنُ مُحَمَّد، ثُمَّ الْحَسَنُ بْنُ عَلِيٍّ، ثُمَّ مُحَمَّدُ بْنُ عَلِيٍّ، ثُمَّ عَلِيّ بن مُحَمَّد، ثُمَّ الْحَسَنُ بْنُ عَلِيٍّ، ثُمَّ سَمِّيي وَكَنِّيي حُجَّةُ اللهِ في أَرْضِهِ، وَبَقِيَّتُهُ في عِبادِهِ اِبْنُ الْحَسَنِ بْن عَلِيٍّ، ذاكَ الَّذي يَفْتَحُ اللهُ تَعالى ذِكْرَهُ عَلى يَدَيْهِ مَشَارِقض الارْضِ وَمَغارِبَها، ذَاكَ الَّذي يَغيبُ عَنْ شِيعَتِهِ وَأَ ولِيائِهِ غَيْبَةً لا يَثْبُتف فِيها عَلَى الْقَوْلِ بِإمامَتِهِ إلاّ مَنِ امْتَحَنَ اللهُ قَلْبَهُ لِلايمانِ قَالَ جابِرٌ، فَقُلْتُ لَهُ: يا رَسُولَ اللهِ فَهَلْ يَقَعُ لِشيعَتِهِ الانْتِفاعُ بِهِ في غَيْبَتِهِ، فَقالَ إي وَالَّذي بَعَثَني بِالنُّبُوَّةِ اِنَّهُمْ يَسْتَضيؤُونَ بِنُورِهِ وَيَنْتَفِعُونَ بِوِلايَتِهِ في غَيْبَتِهِ كَإنْتِفاعِ النّاسِ بِالشَّمْسِ وَاِنْ تَجَلَّـلَها سَحابٌ.
كمال الّدين / 1 / 253
61- En el libro Ikmâl Ad-Dîn se cita un hadiz de Yâbir Al-Yu‘fî que narró de Yâbir Ibn ‘Abdul·lah Al-Ansârî, que dijo: Dije: “¡Oh Mensajero de Dios! Conocimos  a Dios y Su Mensajero, pero ¿quiénes son los dotados de autoridad cuya obediencia fue adjuntada a la tuya?”. (La pregunta es en rela­ción a la aleya del Sagrado Corán que expresa: «..¡Oh Cre­yentes! Obedeced a Dios, obedeced al Mensajero y a los dotados de autoridad entre vosotros»).
El Profeta (BP) respondió: “Son mis sucesores ¡oh Yâbir!, los Imames de los musulmanes después de mí. El pri­mero de ellos es ‘Alî Ibn Abî Tâlib, luego Al-Hasan y Al-Husain, luego ‘Alî Ibn Al-Husain, luego Muhammad Ibn ‘Alî que es conocido en la Torâ como Al-Bâqir y tú llegarás a verlo ¡oh Yâbir!, por lo tanto, cuando lo encuentres trans­mítele mi saludo, luego As-Sâdiq Ya‘far Ibn Muhammad, luego Mûsâ Ibn Ya‘far, luego ‘Alî Ibn Mûsâ, luego Muhammad Ibn ‘Alî, luego ‘Alî Ibn Muhammad, luego Al-Hasan Ibn ‘Alî, luego aquel que tendrá mi mismo nombre y kuniah, la prueba de Dios en Su tierra, Su Remanente  entre Sus siervos, el hijo de Al-Hasan Ibn ‘Alî, aquel que Dios hará que su mención conquiste los horizontes (lit. los levantes y ponientes) de la tierra. Ese es el que se ocultará de sus segui­dores y amigos de una manera tal, que no permanecerá quien sostenga su Imamato más que aquel a quien Dios haya pro­bado en la fe.”
Dijo Yâbir: Entonces dije: “¡Oh Mensajero de Dios! ¿Acaso sus seguidores podrán beneficiarse de él en su ausen­cia?”. Respondió: “¡Juro por Aquél que me ha enviado con la profecía que sí!  Ellos serán iluminados con su luz y se bene­ficiarán de su wilâiah durante su ocultación, así como la gente se beneficia del sol aunque éste se encuentre cubierto por las nubes.”
Ikmâl Ad-Dîn, t.1, p.253.

62 ـ قَالَ مالِكُ بْنُ أَنَس عَنْ فَضْلِ الاِْمامِ الصّادِقِ (ع) :
مَا رَأَتْ عَيْنٌ وَلا سَمِعَتْ اُذُنٌ وَلا خَطَرَ عَلى قَلْبِ بَشَر أَفْضَلُ مِنْ جَعْفَر الصّادِقِ فَضْلاص وَعِلْماً وَعِبادَة وَوَرَعاً.
بحار الانوار / 47 / 28
62- Dijo Mâlik Ibn Anas lo siguiente respecto a las virtudes del Imam As-Sâdiq (P):
No ha visto ojo, ni escuchado oído alguno, ni se le ha ocurrido a ningún corazón alguien más sobresaliente que Ya‘far Ibn Muhammad en virtud, conocimiento, adoración y piedad.
Bihâr Al-Anwâr, t.47, p.28.

63  قالَ الاِْمامُ الْحُسَيْنُ (ع) :
فَلَعَمْري مَا الاِمامُ إلاَّ الْحاكِمِ بِالْكِتابِ، اَلْقائِمُ بِالْقِسطِ، الدَّائِنُ بِدينِ الْحَقِّ، الحابِسُ نَفْسَهُ عَلى ذاتِ اللهِ.
الارشاد / 204
63- Dijo el Imam Al-Husain (P):
¡Juro por mi vida! Que no es el Imam sino el que juzga sobre la base del Libro de Dios, el que obra con equidad, que profesa la religión de la verdad, y que aprisiona su persona en (base a lo límites de) la Esencia Divina.
Al-Irshâd, p.204.

El amor a Ahlul Bait (P):


64 ـ قالَ رَسُولُ اللهِ(ص):
أَدِّبُوا أَ وْلادَكُمْ عَلى ثَلاث: حُبُّ نَبِيِّكُمْ وَحُبُّ أَ هْلِ بَيْتِهِ وَعَلى قِراءَةِ الْقُرآنِ.
الجامع الصغير / 1 / 14
64- Dijo el Mensajero de Dios (BP):
Educad a vuestros hijos en base a tres cosas: el amor a vuestro Profeta, el amor a la Gente de su Casa y la lectura del Corán.
Al-Yâmi‘ As-Saguîr, t.1, p.14.

65 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
مَنْ لَمْ يَقْدِرْ عَلى صَلَتِنا فَلْيَصِلْ صالِحي مَوالِين وَمَنْ لَمْ يَقْدِرْ عَلى زِيارَتِنا فَلْيَزُرْ صالِحي مَوالِينا يُكْتَبْ لَهُ ثَوابُ زِيارَتِنا.
بحار الانوار / 74 / 354
65- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
Quien no pueda frecuentarnos para hacernos llegar un bien, que frecuente a los probos de entre nuestros seguidores; y quien no pueda visitarnos que visite a los probos de entre nuestros seguidores; de esa manera, le será registrada la re­compensa que tiene el hecho de visitarnos.
Bihâr Al-Anwâr, t.74, p.354.

66 ـ قالَ الاِْمامُ مُحَمَّدُ الْباقِرُ (ع) :
أَفْضَلُ ما يَتَقَرَّبُ بِهِ الْعِبادُ اِلى اللهِ عَزَّوَجَلَّ طاعَةُ اللهِ وَطاعَةُ رَسُولِهِ وَطاعَةُ اُولي الامْرِ قَالَ أَبُو جَعْفَر (ع): حُبُّنا اِيمانٌ وَبُغْضُنا كُفْرٌ.
الكافي / 1 / 187
66- Dijo el Imam Muhammad Al-Bâqir (P):
Lo que mejor hace que los siervos se aproximen a Dios, Imponente y Majestuoso, es la obediencia a Dios, la obediencia a Su Profeta (BP) y la obediencia a los dotados de autoridad. Dijo Abû Ya‘far (el Imam Muhammad Al-Bâqir, con él sea la paz): amarnos es tener fe y aborrecernos es in­credulidad.
Al-Kâfî, t.1, p.187.

67 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
اِنَّ فَوْقَ كُلِّ عِبادَة عِبادَةً وَحُبُّنا أَ هْلَ الْبَيْتِ أَ فْضَلُ عِبادَة.
بحار الانوار / 37 / 91
67- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
Sobre cada adoración existe una adoración (superior), y el amor a nosotros, Ahl-ul Bait, es la mejor adoración.
Bihâr Al-Anwâr, t.27, p.91.

La súplica



Extraído de "Un Ramo de Flores del Jardín de las Tradiciones del Profeta y Ahlul Bait (p)"
Traducción: Sheij Feisal Morhell   
46 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
كُلُّ دُعاء يُدْعَى اللهُ عَزَّ وَجَلَّ بِهِ مَحْجُوبٌ عَنِ السَّماءِ حَتى يُصَلّي عَلى مُحَمَّد وَآلِ مُحَمَّد.
الكافي / 2 / 493
46- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
Toda súplica mediante la cual se ruega a Dios, Impo­nente y Majestuoso, está vedada de llegar al cielo hasta que se pronuncie la bendición para Muhammad y la familia de Muhammad.
Al-Kâfî, t.2, p.493.

47 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
يَتَمَنّى الْمُؤْمِنُ أَ نَّهُ لَمْ يُسْتَجَبْ لَهُ دَعْوَةٌ في الدُّنْيا مِمّا يَرى مِنْ حُسْنِ الثَّوابِ.
الكافي / 2 / 491
47- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
El creyente deseará que no se le hubiera respondido ninguna súplica en la vida mundanal, al ver la cantidad de la recompensa (que le ha correspondido en lugar de la súplica no respondida).
Al-Kâfî, t.2, p.491.

48 ـ قالَ الاِْمامُ اَميرُ الْمُؤمِنينَ عَلِيٌّ (ع) :
اَحَبُّ الاعْمالِ اِلى اللهِ عَزَّ وَجلَّ فِي الاَرْضِ الدُّعاءُ وأَفْضَلُ الْعِبادَةِ الْعَفافُ.
بحار الانوار/ 93 / 295
48- Dijo el Imam Amîr Al-Mu’minîn ‘Alî (P):
La más querida de las acciones para Dios, Imponente y Majestuoso, en la tierra, es la súplica, y la mejor adoración es observar el pudor.
Bihâr Al-Anwâr, t.93, p.295.






49 ـ عَنْ أَبي بَصير وَمُحمَّدِ بْنِ مُسْلمِ عَنْ أَبي عَبْدِ الله(ع) قَالَ حَدَّثَني أَبي عَنْ جَدّي عَنْ آبائِهِ أَ نَّ اَميرُ الْمُؤمِنينَ(ع) قَالَ فِيما عَلَّمَ أَصْحابَهُ، تُفْتَحُ أَبْوابُ السَّماءِ في خَمْسَةِ مَواقيتَ: عِنْدَ نُزُولِ الْغَيْثِ، وَعِنْدَ الزَّحْفِ، وَعِنْدَ الاذانِ، وَعِنْدَ قِراءَةِ الْقُرْآنِ وَمَعَ زَوالِ الشَّمْسِ، وَعِنْدَ طُلُوعِ الْفَجْرِ.
الخصال / 302
49- Narraron Abû Basîr y Muhammad Ibn Muslim de Abû ‘Abdul·lah (el Imam As-Sâdiq, con él sea la paz), que dijo:
Me narró mi padre de mi abuelo, de sus padres, que Amîr Al-Mu’minîn (P), mientras le enseñaba a sus compañe­ros, pronunció lo siguiente: “Son abiertas las puertas del cielo en cinco oportunidades: cuando cae la lluvia, al marchar a la lucha sagrada, en el momento del llamado a la oración, cuando se lee el Corán al atravesar el sol el cenit (y producirse el mediodía), y cuando se produce la alborada.”
Al-Jisâl, p.302.

50 ـ قالَ الاِْمامُ اَميرُ الْمُؤمِنينَ عَلِيٌّ (ع) :
اِغْتَنِمُوا الدُّعاءَ عِنْدَ خَمْسَةِ مَواطِنَ: عِنْدَ قِراءَةِ الْقُرآنِ، وَعِنْدَ الاذانِ، وَعِنْدَ نُزُول الغَيْثِ، وَعِنْدَ اِلْتِقاءِ الصَّـفَّيْنِ لِلشَّهادَةِ، وَعِنْدَ دَعْوَةِ الْمَظْلُومِ فَاِنَّها لَيْسَ لَها حِجابٌ دوُنض الْعَرْشِ.
بحار الانوار / 93 / 343
50- Dijo el Imam Amîr Al-Mu’minîn ‘Alî (P):
Aprovechad para suplicar en cinco oportunidades: cuando se lee el Corán, cuando se llama a la oración, cuando cae la lluvia, al encontrarse las dos columnas de los ejércitos para alcanzar el martirio, y cuando el oprimido suplica, ya que (en estos momentos, la súplica) en su ascen­sión no tropieza con nada más que con el Trono divino.
Bihâr Al-Anwâr, t.93, p.343.

51 ـ قالَ الاِْمامُ الْحُسَيْنُ (ع) :
الَلّهُمَّ إِنَّكَ أَ قْرَبُ مَنْ دُعِيَ، وَأَ سْرَعُ مَن أجابَ، وَأَكْرضمف مَنْ عَفا، وَأَوْسَعُ مَنْ أَ عْطى، وَأَ سْمَعُ مَن سُئِلَ، يا رَحْمنَ الدُّنْيا وَالاخِرَةِ وَرَحيمَهُما.
دعاء عرفة
51- Dijo el Imam Al-Husain (P):
¡Dios mío! Tú eres el más cercano a quien suplicar, el que más rápido responde, el más noble de los que perdonan, el que otorga más abundantemente, y el que más escucha lo que se le pide ¡Oh Misericordioso y Clemente de este mundo y del más allá!
Súplica de ‘Arafah


52 ـ قالَ الاِْمامُ اَميرُ الْمُؤمِنينَ عَلِيٌّ (ع) :
مَنْ اُعْطِيَ أَرْبَعاً لَمْ يُحْرَمْ أَرْبَعاً: مَنْ اُعْطِيَ الدُّعاءِ لَمْ يُحْرِمِ الاجابَةَ، وَمَنْ اُعْطِيَ التَّوْبَةَ لَمْ يُحْرَمِ الْقَبُولَ، وَمَنْ اُعْطِيَ الاسْتِغْفارَ لَمْ يُحْرِمِ الْمَغْفِرَةَ، وَمَنْ اُعْطِيَ الشُّكْرَ لَمْ يُحْرَمِ الزِّيادَةَ.
نهج البلاغة. الكلمات القصار / 135
52- Dijo el Imam Amîr Al-Mu’minîn ‘Alî (P):
Aquel a quien le son otorgadas cuatro cosas, no es privado de otras cuatro: A quien le es dado suplicar, no se ve privado de la respuesta (afirmativa), a quien le es dado el arre­pentimiento, no es privado de su aceptación; a quien le es dado pedir perdón, no se ve privado del perdón, y a quien le es dado agradecer (por las mercedes) no es privado de que se le incremente.
Nahy- Al-Bâlagah, máxima nº 135.

El Saiid Ar-Râdî -que Dios se apiade de él- comenta este hadiz diciendo: En el Libro de Dios, Glorificado Sea, se testimonian estos cuatro asuntos. En lo concerniente a la súplica, en la sura cuarenta, aleya sesenta dice: «Suplicadme que Yo os responderé». En lo relacionado al pedido de per­dón, la sura cuatro, aleya ciento diez expresa lo siguiente: «Y quien obre mal o se opima a sí mismo, y luego pida per­dón a Dios, en verdad que encontrará a Dios, Indul­gente, Misericordioso». En cuanto al hecho de agradecer las mercedes expresa (sura catorce, aleya siete): «Si agradecéis os incrementaré». Y respecto al arrepentimiento, dice en la sura cuatro, aleya siete: «Dios sólo acepta el arrepenti­miento de quienes cometen el mal por ignorancia y luego pronto se arrepienten. A éstos Dios perdona; y Dios es Sapientísimo, Prudente».

53 ـ عَنْ أَبي عَبْدِ اللهِ (ع) في رَسالَة طَوِلَة:
وَللهُِ مُصَيِّرٌ دُعاءَ الْمُؤْمِنينَ يَوْمَ الْقِيامَةِ لَهُمْ عَمَلاَ يَزِيدُهُمْ في الْجَنَّةِ.
بحار الانوار / 78 / 216
53- En una larga carta, Abu ‘Abdul·lah (el Imam As-Sâdiq, con él sea la Paz), dijo lo siguiente:
“…Y Dios convertirá la súplica de los creyentes el día de la Resurrección en acciones que le reportarán incremento de (su situación en) el Paraíso.”
Bihâr Al-Anwâr, t.78, p.216.

54 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
دَاوُوا مَرْضاكُمْ بِالصَّدَقِةِ وَادْفَعُوا أَبْوابَ الْبَلاءِ بِالدُّعاءِ.
التهذيب / 4 / 112
54- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
Curad vuestras enfermedades mediante la li­mosna; y repeled diferentes tipos de aflicciones mediante la súplica.
At-Tahdhîb, t.4, p.112.


55 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
سَلْ حاجَتَكَ واَاَلِحَّ في الطَّلَبِ فَاِنَّ اللهَ يُحِبُّ اِلْحاحَ الْمُلِحِّينَ مِنْ عِبادِهِ الْمُؤْمِنينَ.
وسائل الشيعة / 7 / 60
55- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
Suplica por tu necesidad e insiste en ello, que por cierto que Dios aprecia la insistencia de los que insisten (en su súplica) de entre Sus siervos creyentes.
Wasâ’il Ash-Shî‘ah, t.7, p.60.


56 ـ قالَ الاِْمامُ الصّادِقُ (ع) :
عَلَيْكُمْ بِالدُّعاءِ فَاِنَّكُمْ لا تُقَرَّبُونَ بِمِثْلِهِ.
الكافي / 2 / 467
56- Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
Debéis suplicar, puesto que no hay nada (tan efectivo) como eso, que os haga acercaros (a Dios).
Al-Kâfî, t.2, p.467.

57 ـ قالَ الاِْمامُ اَميرُ الْمُؤمِنينَ عَلِيٌّ (ع) :
رُ بَّما سَأَ لْتَ الشَّيءَ فَلَمْ تُعْطَهُ وَاُعْطيتَ خَيْراً مِنْهُ.
غرر الحكم / 185
57- Dijo el Imam Amîr Al-Mu’minîn ‘Alî (P):
Tal vez ruegues por algo y no te sea dado, de forma que te sea dado algo mejor que ello.
Gurar Al-Hikam, p.185